Hotel rural y con encanto ubicado en el occidente de Asturias

Publicidad

El turismo rural es una propuesta que incluye una gran diversidad de factores que favorecen a su creciente popularidad al incentivar actividades en espacios naturales, así como mantener una constante conexión con el patrimonio cultural y humano del lugar que generan en la persona los sentimientos de relajación y tranquilidad.

Está alternativa de contacto con la naturaleza permite que hoy en día existan opciones de alojamiento que otorgan al turista vivir una experiencia en un entorno encantador, rodeados de la flora y de la fauna de la localidad, alejados del estrés y de las preocupaciones del día a día. Una de las mejores alternativas de complejos hoteleros rurales de ensueño se encuentra ubicado en el occidente de la ciudad de Asturias, cerca del pueblo de Besullo.

Espacio de ensueño a orillas del río Pumar

Una propuesta diferente de alojamiento es el hotel rural Las montañas de Pumar. Este es un espacio que posee una clasificación de cuatro estrellas situado en un lugar de ensueño conformado por un valle enclavado entre las montañas que se encuentran en las cercanías de la turística y pintoresca población de Besullo y rodeado por las delicadas, claras y cristalinas corrientes del río Pumar.

El entorno que envuelve todo el hotel se encuentra resguardado de un bosque de robles, hayas y castaños, acompañados por los finos susurros del río que recrean un ambiente perfecto para que los viajeros se sientan en total tranquilidad. Este es un hotel que ofrece una estancia confortable, agradable y placentera, con un hábitat de encanto que únicamente es posible encontrar en el occidente asturiano.

La estructura rural de Las montañas de Pumar están emplazadas dentro de una finca privada de aproximadamente 1.000 hectáreas, espacios en el que vivieron campesinos que trabajaban en la tala de la madera. La calma y el silencio son unas de las características que definen este hotel que tiene como objetivo principal ofrecerle a sus huéspedes un lugar perfecto para la desconexión y el descanso. Este hotel rural en Asturias es un lugar distinto, mágico y natural que dispone de todas las comodidades y de una gran variedad de actividades que les proponen a sus visitantes para realizar acompañados por las maravillas y las bondades que concede la naturaleza.

Una estancia cómoda, amplia y confortable

Todo el complejo ofrece a los huéspedes un total de 28 habitaciones dobles y una suite exclusiva para recibir a cuatro personas, todas están distribuidas en siete edificios. Su ubicación es envidiable, porque es un lugar que se diseñó para la relajación y el descanso, sin olvidar las actividades naturales que se pueden realizar. Las habitaciones son acogedoras, insonorizadas y confortables, con un estilo cálido y moderno para que los huéspedes disfruten de la máxima sensación de placidez y confort. Cada uno de los dormitorios están totalmente equipado.

El mejor de los hoteles con encanto en Asturias es Las Montañas de Pumar que cuenta con una amplia diversidad de servicios para que sus visitantes puedan disfrutar de los deliciosos platos del restaurante, así como de las actividades de relajación a través del spa, salón social, tienda, baño al aire libre o terraza solárium. Este es un hotel rural exclusivo para huéspedes adultos, quienes son los clientes que desean mayor tiempo de serenidad y paz.

El complejo hotelero es un lugar indicado para practicar actividades al aire libre y en constante contacto con la naturaleza. Entre las alternativas que ofrece el hotel se encuentran las rutas de senderismo que recorren todo el entorno natural en el que pueden apreciarse la riqueza de la flora y la fauna de la localidad. También los huéspedes pueden disfrutar de rutas en bicicleta y BTT, avistamiento de animales autóctonos como jabalíes, nutrias, rebecos, truchas, urogallos, zorros y águilas, así como poder observar las aves oriundas de la zona.

Los paseos a caballo, la pesca en el río Pumar y la visita guiada al pueblo de Besullo forman parte de las actividades que realizan los visitantes durante su estancia en el hotel.

Un entorno 100% natural está dispuesto para todas las personas que quieran una propuesta diferente para relajarse un fin de semana o deleitarse de unas vacaciones inolvidables en compañía de la pareja. Los visitantes estarán rodeados de los encantadores paisajes del pueblo Besullo donde podrán recorrer el bosque de Muniellos, el Santuario de Nuestra Señora del Acebo, el Parque Natural de las Fuentes del Narcea y el Museo del vino de Cangas, para así cumplir con una estancia extraordinaria.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.