Identificada la autora de un delito cometido a una logroñesa por el método del ‘timo de las maletas’ por 8.200 euros

La identificada, conocida en el argot policial como «mula», se trata de una mujer, de 38 años de edad, de nacionalidad española, que hizo de «intermediaria entre los estafadores y las víctimas», accediendo a ello a cambio de una parte de la cantidad defraudada.

El Grupo de Delitos Tecnológicos de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de la Rioja ha identificado a una mujer, de 38 años de edad, de nacionalidad española, encargada de recepcionar el dinero procedente de una estafa, realizado a una logroñesa, por el método del llamado ‘timo de las maletas o del aeropuerto’. El dinero estafado asciende a la cantidad de 8.200 euros, en concepto ‘costes de aduana’.

Los autores de este delito contactaron con la víctima a través de un número de teléfono extranjero, haciéndose pasar por una «intima amiga de la infancia» de esta, que le dijo que se encontraba en el extranjero y tenía problemas para retornar a España ya que había perdido su vuelo si bien las maletas estaban llegando en el vuelo perdido.

Ante ello, le pide ayuda para recuperar las maletas, para cuya resolución necesitaba que «realizase el pago de una primera cantidad de dinero» y así le darían a ella las maletas. Una vez realizado el primer pago, la «supuesta amiga» comenzó a relatar una sucesión de problemas incrementados en el aeropuerto por lo que le fue solicitando sucesivos ingresos, llegando un momento en el que la víctima se niega a realizar más pagos alcanzado una cifra total de dinero estafado 8.200 euros.

LA MALETA RETENIDA EN UN AEROPUERTO

El procedimiento del «timo de la maleta retenida en el aeropuerto» tiene muchas variantes, teniendo diferentes versiones como la que alguien nos contacte por cualquier aplicación de mensajería, simulando ser un pariente/ amigo de algún conocido que va a venir a España por sorpresa. Este comunicante suele contar que su equipaje está retenido y nos solicita dinero pidiéndonos que no revelemos su viaje a la familia, porque así estropearíamos «la sorpresa».

Otra de las variantes es que el ciberdelincuente avise a la víctima de que está viajando a España y que debido a la pérdida del vuelo o problemas con el certificado Covid u otros motivos, las maletas se han quedado retenidas en el aeropuerto de origen.

Tanto en una variante como en otra, una vez ha convencido a la víctima, el estafador le comunica, que para poder recuperar sus maletas necesita que realice una trasferencias bancaria de una cierta cantidad de dinero (500 euros, 1000 euros, 1500 euros, etc.) a la cuenta que se le facilita, solicitándole que ponga en el concepto ‘costes de aduana’ para que así le puedan enviar a España las maletas.

En algunas ocasiones, para que resulte más creíble la historia, acompañan los mensajes con una llamada telefónica en la que se hacen pasar por agentes/funcionarios de aduanas, como en la sucesión de hechos anteriormente relatados en el que la víctima recibió diferentes llamadas de una persona supuestamente un «coronel» que le informaba de la retención de las llamadas en un determinado aeropuerto.
Para una vez se ha realizado el pago desaparecer sin dejar rastro alguno.

INVESTIGACIÓN

Tras realizar un minucioso estudio de los movimientos del dinero por parte del Grupo de Delitos Tecnológicos, se pudo llegar a la destinataria del dinero estafado, que a su vez lo transfería a través de empresas de envío de dinero a terceros, quedándose con una parte del total.

La identificada, conocida en el argot policial como «mula», se trata de una mujer, de 38 años de edad, de nacionalidad española, que hizo de «intermediaria entre los estafadores y las víctimas», accediendo a ello a cambio de una parte de la cantidad defraudada.

La Policía alerta, de que en estos casos los autores se valen de técnicas de ingeniería social, apelando a la buena fe de las víctimas, por lo que recomiendan desconfiar de este tipo de mensajes, no facilitar información personal por estos medios y contrastar con la persona que dice necesitar ayuda la veracidad de los hechos.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.