Incautan en pleno centro de Logroño un arma prohibida y sustancias estupefacientes a dos jóvenes en Logroño

Concurso de Fotografía

Una de las jóvenes portaba entre sus pertenencias una llave de pugilato la cual pasaba desapercibida al simular ser un llavero. La otra mujer portaba sustancias estupefacientes. El uso de dicha arma prohibida puede llegar a romper el cráneo de una persona de forma rápida y sencilla

Agentes de la Policía Nacional de la Jefatura Superior de Policía de La Rioja han incautado a una joven de 20 años, una llave de pugilato, lo que está calificado como arma prohibida por las lesiones que puede provocar en la víctima. Dicha joven se encontraba  en una céntrica área de Logroño, acompañada de otra joven a la cual se le incautaron sustancias estupefacientes.

Los hechos ocurrieron en la tarde del martes, 22 de septiembre, cuando una dotación de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) perteneciente a la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana se encontraba realizando labores de prevención de la delincuencia por la  zona centro, cuando los agentes apreciaron un comportamiento esquivo de dos mujeres jóvenes. Es por ello por lo que los agentes, ante la incertidumbre de una posible inseguridad hacia el resto de viandantes, las paran e identifican, antes justo de que accedieran a un medio de transporte público.

Una vez solicitada la documentación para su identificación, los agentes se percatan cómo en la mochila de una de ellas encuentran, simulando ser un llavero, una llave de pugilato con forma de cabeza de gato, algo que hubiera pasado desapercibido sino llega a ser por la pericia y  experiencia de los agentes actuantes.

La llave de pugilato es un arma cuya estructura se amolda perfectamente a la mano del que lo porta, disponiendo de unos orificios para introducir los dedos y agarrar el mismo con comodidad. Esto dispone que al golpear con este mecanismo en la mano, las lesiones provocadas a la víctima sean de mayor magnitud e impacto, sin provocar lesión alguna en la mano de la persona que hace su uso. Es un arma sumamente peligrosa y puede llegar incluso a romper el cráneo de una persona fácilmente y realizando una fuerza mínima.

Este tipo de armas suele ser portada por integrantes de bandas o grupos ultras de toda ideología, y las suelen emplear para atacar a otros grupos o defenderse de estos.

Con arreglo a lo dispuesto en el artículo 4 del Reglamento de Armas (Real Decreto 137/1993, de 29 de enero, BOE 55/1993), se prohíbe la fabricación, importación, circulación, publicidad, compraventa, tenencia y uso de determinados tipos de armas o de sus imitaciones, entre las que se encuentra la llave de pugilato, imponiendo sanciones que van desde los  300,51 € a 30.050,61 €, dependiendo del tipo de arma y la actividad realizada con las mismas.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.