Introducir platos sanos en la dieta de los más pequeños

Las galletas María nos recuerdan a nuestra infancia, crear postres deliciosos con ellas como una tarta de manzana con leche condensada es sencillo. Pero el problema de la celiaquía puede aparecer y es entonces cuando plantas, como la sábila, pueden ser un ingrediente que añade valor y reste peligrosidad a un plato.

¿Qué has desayunado hoy? Algunos a los que se haga esta pregunta contestarán que un café con galletas. Y es que las deliciosas galletas María nos han acompañado a muchos desde que éramos pequeños, pero sin el café. Es el desayuno típico de cualquier niño que necesita energía suficiente para hacer frente al día a día del colegio, los estudios, los deportes y los deberes. Empezar las mañanas con leche y unas ricas galletas María era lo que cada pequeño de la casa esperaba nada más levantarse.

Es cierto que este ha sido, y sigue siendo, el desayuno preferido por todos -tanto padres como responsables de cocinas de colegios- pero la realidad es que, aunque sea una buena opción para el desayuno, hay que tener cuidado con la cantidad de galletas María que se dan a los niños o que nosotros mismos tomamos. En pocas cantidades es un desayuno perfecto pero demasiada cantidad puede ser perjudicial. Aunque a los pequeños de la casa les guste su sabor hay que ayudarles a que introduzcan en su dieta otros alimentos más sanos como puede ser la fruta. Si tienes niños en casa seguro que ésto se vuelve una batalla todo los días. Pero si te ayudas de platos sabrosos y dulces como una tarta de manzana con leche condensada puedes tener esa guerra ganada.

Otro problema que está muy presente hoy es la cantidad de celíacos que hay. Debido a esto, muchas personas, deben tener cuidado con los ingredientes que llevan los alimentos que toman. Plantas como la sábila pueden ayudar crear platos deliciosos que todo el mundo puede tomar.

Un postre dulce con fruta

A los más pequeños, y también a los mayores porque no decirlo, les gusta mucho el dulce. Pocos son los que se decantan por alimentos más sanos y los que se conoce como salados a la hora de tomar, por ejemplo, un tentempié. El dulce está presente en la dieta de los niños y, en muchas ocasiones, está representado por bollería que no es nada sana y que perjudica a la largo plazo su salud. Estos bollos suelen llevar harinas refinadas y otros ingredientes que no les aportan nada a los pequeños, solo grasas que no son buenas.

Hay que acostumbrarlos a tomar más fruta. Los expertos recomiendan 5 piezas al día. Sabemos que no es una tarea fácil pero hay maneras de acostumbrarlos y que apenas se den cuenta. Una de esas maneras es introducir la fruta en postres deliciosos para que empiecen a cogerle el gusto.

Uno de esos postres maravillosos que pueden ayudar a que los niños les empiece a gustar la fruta es preparar una deliciosa tarta de manzana con leche condensada. Como la fruta es parte de este delicioso postre los niños no lo tomarán como fruta sino como dulce. Además, preparar esta deliciosa tarta de manzana con leche condensada no será muy complicado porque no es necesario una masa muy difícil, se puede preparar con galletas María. Los padres podrán estar tranquilos porque esta receta dulce prepara a los pequeños para que entren en el mundo de las frutas. Igual que se prepara una tarta de manzana con leche condensada se pueden cocinar otras recetas sanas y dulces en las que otro tipo de frutas sean las protagonistas.

El problema de los celíacos

A veces preparar un menú apropiado puede resultar difícil cuando alguien en la casa tiene problemas como es el caso de los celíacos. Este problema viene provocado por la intolerancia a, entre otras cosas, el gluten que está presente en muchos alimentos. Algunos tipos de harinas como los que se usan para hacer la tarta de manzana con leche condensada o las galletas María puede provocar este tipo de problema. Pero también hay solución.

Cocineros expertos usan una planta conocida como sabila, o también aloe vera, para preparar ricos alimentos y que las personas celíacas no tengan ningún problema con la comida. Además la sábila es buena para la digestión, como antihistamínico muy importante ahora que llega la época de alergias y para acabar con las células muertas de la piel. Introducirla como ingrediente a nuestros platos en sustitución de, por ejemplo, harinas puede ayudar a crear platos ricos y que todo el mundo pueda comer.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.