Jamón ecológico, calidad en manos de Don Ibérico

El jamón ibérico es uno de los productos con más tradición en la cocina española, y a primera vista, aparece como un producto ecológico y sostenible, dado que está elaborado a base de animales criados al aire libre, alimentados con bellota natural de los propios campos de su región de origen.

Sin embargo, en la actualidad, existen regulaciones estrictas para certificar un producto como sostenible o ambientalmente amigable, y son pocas las marcas que ofrecen un genuino jamón ecológico entre sus productos. Una de ellas, es Don Ibérico, cuyo jamón ibérico representa un producto con garantía de sostenibilidad ambiental.

Las cualidades de un producto ibérico sostenible

Don Ibérico es una marca que destaca por su calidad y tradición en productos ibéricos, así como por su dinámica de producción profundamente sostenible, que le permite ofrecer un auténtico jamón ecológico. Para ello, trabaja con pequeños y medianos productores locales, tanto en la elaboración como en el traslado y empaquetado de sus productos. En materias primas, únicamente recurre a pequeños ganaderos, sin intervención de macrogranjas industriales, lo que impulsa la sostenibilidad de la economía local. Además, su modelo productivo busca reducir al máximo posible la generación de residuos, objetivo en el que actualmente han llegado a cero en desechos contaminantes.

Por otro lado, los cerdos de los que procede su jamón son animales cuidados minuciosamente y cuentan con certificados de bienestar animal. En cada producto, trabajan únicamente con “cerdos viejos”, es decir, que cumplen con creces el mínimo de edad que dispone la normativa para su procesamiento.

Mientras este mínimo reglamentario es de 12 meses, los animales de esta marca son procesados con 24 meses, lo que les permite desarrollarse por completo y cumplir con la doble montanera. Además, todos estos animales cuentan con certificados sostenibles, lo que garantiza el carácter ecológico de este producto.

Jamón elaborado con cerdos criados en total bienestar

El sabor de los productos ibéricos no solo obedece a sus métodos de preparación, sino a las particulares características de su principal materia prima, el cerdo ibérico. Esta raza autóctona de cerdo habita en la Península Ibérica desde hace muchos años, y sus atributos permiten elaborar productos cárnicos curados de gran calidad, como el jamón ibérico. Sin embargo, la producción industrial masiva capta cada vez más espacio y dificulta los métodos que garantizan el bienestar de los animales durante su crianza.

Don Ibérico es una marca que afronta esa realidad con sus métodos de fabricación sostenibles, los cuales implican una crianza de los cerdos bajo total libertad en las dehesas de esta empresa. En esta extensa área, los animales hacen constantemente ejercicio en busca de agua y comida, lo cual, a su vez, ayuda a la infiltración de grasa en sus músculos, dando como resultado el magnífico sabor que caracteriza a sus productos. Cada cerdo, además, recibe un minucioso cuidado hasta que llega a la edad de procesamiento, a fin de garantizar su total bienestar durante el ciclo de producción de este jamón ecológico.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.