La asamblea del Consorcio de Aguas y Residuos de La Rioja aprueba un presupuesto de 77,9 millones para 2023 para asegurar la provisión de servicios públicos

El Consorcio de Aguas y Residuos de La Rioja ha celebrado su Asamblea General en el Salón de Actos de la bodega institucional de La Grajera, en Logroño, en la que ha aprobado un presupuesto para 2023 cuyo importe asciende a 77,9 millones de euros. Esta cifra comprende las inversiones previstas en el ejercicio, la recogida consorciada y tratamiento de todos los residuos sólidos urbanos, así como la explotación de toda la red de depuradoras de la región y los cinco sistemas de abastecimiento de agua potable supramunicipal que se encuentran actualmente en servicio.

A la Asamblea del Consorcio estaban convocados los representantes de todas las entidades consorciadas, es decir, todos los municipios de La Rioja y el propio Gobierno de La Rioja, bajo la presidencia del director general de Calidad Ambiental y Recursos Hídricos del Gobierno de La Rioja, Rubén Esteban, y con la presencia del gerente del Consorcio, Juan José Gil.

En el presupuesto para el año que viene, cuyo importe asciende a 77,9 millones de euros, figura ya una primera anualidad de 8 millones de euros para comenzar las obras del Sistema Cidacos de abastecimiento supramunicipal, una actuación que supondrá inversión de cerca de 70 millones de euros en su conjunto que permitirá abastecer con aguas del río Cidacos a 23 municipios de Rioja Baja (70.000 habitantes). Está previsto que su ejecución se inicie el año próximo y pueda ser una realidad en tres años.

También como novedad, en el ejercicio de 2023 destaca que se recogen créditos para afrontar la implantación de la recogida selectiva de biorresiduos en todos los municipios que han decidido integrarse en esta nueva prestación consorciada y para iniciar los trabajos de remodelación del Ecoparque para este fin. Esta recogida supone el tratamiento diferenciado de la fracción orgánica de los residuos municipales y es una obligación para todos los municipios derivada de la nueva Ley de Residuos y Suelos Contaminados hacia una Economía Circular aprobada este año por el Gobierno de España, en aplicación de las directivas europeas.

En el presupuesto se incluyen también las partidas necesarias para la explotación de toda la red de depuradoras de la región y de los cinco sistemas de abastecimiento supramunicipal de gestión consorciada, así como para atender los servicios de recogida y tratamiento de las diversas fracciones de residuos municipales (papel-cartón, envases, voluminosos, fracción resto y, a partir de este año, como novedad, la fracción orgánica). En total se destinan en 2023 más de 27 millones de euros a garantizar este adecuado funcionamiento de los servicios consorciados.

Del mismo modo se recogen inversiones para continuar extendiendo la depuración mediante tratamiento biológico a todos los municipios de la región en desarrollo del Plan Director. Así, se prevé iniciar en 2023 la depuración, entre otros, de Villanueva de Cameros, Herramélluri, Ochánduri, Trevijano y Hormilleja.

En materia de abastecimiento, además del inicio del Sistema Cidacos, se prevé seguir completando nuevos ramales en el sistema Oja que permitan abastecer Treviana, San Millán de Yécora y San Vicente de la Sonsierra.

Además de los asuntos relacionados con el presupuesto para 2023, el presidente la entidad ha aprovechado la reunión para informar al resto de entidades consorciadas de diversos temas relativos a la actividad del Consorcio. También se ha comentado la nueva convocatoria de ayudas para la mejora de redes de agua potable que se presentó la semana pasada a municipios de menos de 20.000 habitantes, dotada con 3,27 millones de euros, de los cuales 2,12 proceden del Plan para la Recuperación, Transformación y Resiliencia y el resto de la Consejería de Sostenibilidad y Transición Ecológica.

Otro tema que se abordó es el sistema de gestión digital que se está implantando en las 46 pedanías y municipios que se abastecen a través del Sistema Supramuncipal del Oja -Tirón para controlar las pérdidas de agua, que se va acometiendo de forma progresiva y podría extenderse al resto de municipios.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.