La Cerdanya, un lugar ideal para comprar calidad de vida

La Cerdanya es conocida por su estilo de vida saludable, su altura sobre el mar y el aire puro. Considerada un lugar extraordinario, la comarca ceretana cuenta con razones de peso por las cuales vivir y visitar sus lugares de interés. La Cerdanya ofrece los pilares básicos de una buena calidad de vida, los cuales van desde naturaleza, ocio, deporte, hasta cultura.

A continuación, se exponen los lugares de interés más destacados, así como todas las oportunidades que puede brindar esta maravillosa comarca.

Estudios que aseguran la calidad de vida de la Cerdanya

Según estudios de las universidades de Perpignan y Girona, el Hospital de Puigcerdà y el clúster Sol dels Pirineus, la Cerdanya está considerada la comarca que genera más bienestar en Catalunya. Así lo indica también el Plan de Salud de la Región Sanitaria del Alt Pirineu y Aran 2016-2020. En este se muestra que un 93,8 % de los residentes tienen una percepción positiva de la salud por encima de la media catalana, la cual está en un 82 %.

En otro estudio, la Encuesta de Salud de Catalunya, indica que en Alt Pirineu y Aran, el 36 % de la población cree que su salud es “muy buena”. Este rango es el más alto del país. 

Todas estas son razones de peso para comprar casa en la Cerdanya. Algunos de los motivos se deben a la excelente alimentación, a las rutas de senderismo, al aire puro y al paisaje que ofrece relajación y tranquilidad

Sitios de interés 

La comarca de la Cerdanya ofrece infinidad de posibilidades para mejorar la calidad de vida, sobre todo a través de la naturaleza que tanto la caracteriza. En la comarca ceretana se pueden encontrar baños termales con aguas sulfurosas en las poblaciones de Llo, Dorres y Llívia. Este tipo de agua tan característica nace del interior de la tierra y tiene diversas propiedades curativas para la piel, musculares, para tratar reumatismos, etc. También hay una multitud de senderos marcados para realizar caminatas y excursiones, la gran mayoría aptas para todos los niveles. Estas rutas, aparte de salud, brindan unos paisajes increíbles con los que poder conectar aún más con este maravilloso valle. Algunos ejemplos de rutas serían la subida al Puigmal o al Puigpedrós, la Tosa Plana de Lles, la ruta de los lagos del Malniu, los lagos de la Pera de Lles, o la subida al Carlit. Para los amantes de los paseos, la Cerdanya ofrece la posibilidad de perderse por sus hermosos pueblos, así como también por su capital: Puigcerdà. En esta hermosa vila se encuentra el famoso lago de Puigcerdà, un sitio perfecto para pasear, ir en barca o jugar con los más pequeños.

A nivel más de ocio, se encuentra uno de los deportes que más caracterizan la Cerdanya: el esquí. En la comarca ceretana hay diversas estaciones de esquí para practicar todo tipo de deporte con nieve: esquí alpino, snowboard, esquí nórdico y rutas con raquetas. Las más insignia son Masella y La Molina, pero también hay varias estaciones en la parte francesa de la comarca como Font Romeu, Porté-Puymorens o Les Angles. Asimismo, las actividades no se frenan con la llegada del buen tiempo, ya que hay muchas estaciones que en época de verano ofrecen actividades como rutas de senderismo o tirolinas para los más pequeños de la casa.

La cultura es uno de los pilares del bienestar y en la Cerdanya también se encuentra. De por sí, históricamente la comarca ha sido importante a raíz de su presencia en el Tratado de los Pirineos de 1659. En varios pueblos de la Cerdanya hay ofertas culturales muy interesantes, como por ejemplo en Llívia. En este enclave catalán dentro de Francia está el museo municipal de Llívia, dónde se encuentra gran parte del patrimonio inmueble de la farmacia Esteva. Esta farmacia es considerada una de las más antiguas de Europa, y en este conjunto museístico se muestra cómo de fundamental era el uso de las plantas medicinales de Cerdanya para tratar enfermedades. En Llívia también se encuentra el yacimiento de un castillo datado de aproximadamente el año 672.

Encontrar casa, con Vincle Cerdanya

Invertir en comprar una casa es invertir en uno mismo y en la familia, y más si se habla de parajes tan saludables como los Pirineos y la zona de la Cerdanya. Pero es crucial conocer bien la zona, así como el valor real de la propiedad.

En Vincle Cerdanya, trabajan desde hace más de 20 años acompañando y asesorando a los clientes en el proceso de compra y venta de sus propiedades. En Vincle cuidan todos los detalles, para que los propietarios/as (o futuros), obtengan las herramientas que afloren el valor real, tanto si quieren comprar o vender y siempre con los procesos de transparencia de Vincle Cerdanya.

Disponen de una amplia gama de inmuebles y espacios de ensueño. Están a disposición de los clientes para que elijan la que mejor se adapte a sus necesidades: apartamentos, adosadas, casas auténticas ceretanas, con historia, fincas en plena naturaleza o modernos chalets.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.