La concejala de Juventud de Logroño visita la acampada del Consejo Municipal de Infancia y Adolescencia en Ezcaray

La concejala de Educación y Juventud, Beatriz Nalda, ha visitado hoy a los  componentes del Consejo Municipal de Infancia y Adolescencia de la ciudad de  Logroño que participan en una actividad de acampada en el albergue juvenil  Molino Viejo de la localidad riojana de Ezcaray.  

Durante esta acampada de dos días, los miembros del Consejo Municipal de la Infancia  y a Adolescencia han podido disfrutar de esta convivencia veraniega, en la que además  de realizar actividades lúdicas han llevado a cabo un monitoreo de las acciones y  trabajos que se están realizando para implementar el II Plan de Infancia y Adolescencia  del Ayuntamiento de Logroño. 

Tras su aprobación por el Pleno del Ayuntamiento de Logroño el pasado mes de  diciembre, los niños y niñas y adolescentes del Consejo Municipal de Infancia y  Adolescencia han llevado a cabo diferentes tareas de seguimiento y evaluación del  cumplimiento de las medidas establecidas. 

La implicación de los nna (acrónimo que utiliza Unicef para referirse a niños, niñas y  adolescentes) del Consejo Municipal de Infancia y Adolescencia de la ciudad ha sido  constante en todo el proceso, desde el análisis de la realidad, autodiagnóstico y la  definición de objetivos, hasta su participación en la concreción de medidas y en la  propuesta de actividades. 

El nuevo Plan de Infancia y Adolescencia del Ayuntamiento de Logroño, el segundo tras  el vigente para el periodo 2014-2018, contempla en conjunto 36 objetivos en seis áreas de intervención. Cada una de ellas incluye sus correspondientes objetivos y medidas  concretas: familia y educación; salud y deporte; ciudad y medioambiente; tiempo libre,  ocio y cultura; derechos y participación; y bienestar material y desigualdad”, ha  precisado. Durante el proceso de gestión del Plan, los nna han contribuido con sus  propuestas en la mejora de cada una de las áreas establecidas y determinar las  acciones que consideran necesarias para alcanzar las metas fijadas. 

Entre los objetivos de este Plan figuran cuestiones como prevenir, detectar y abordar las  situaciones de maltrato contra nna; ofrecer a las familias servicios que favorezcan la  conciliación familiar y laboral; prevenir, detectar y abordar las situaciones de maltrato  ejercidas por nna a sus iguales (especialmente el ciberacoso, aunque también el acoso,  la violencia de género y la violencia filioparental); avanzar en el respeto a la diversidad;  fomentar entre los nna la conciencia de ciudadanía y el respeto por los espacios públicos, así como la igualdad de género en todos los ámbitos sociales, o promover el  rendimiento y el éxito escolar del conjunto de nna mediante programas de apoyo. 

El II Plan de Infancia y Adolescencia también contempla impulsar, desde edades  tempranas, hábitos saludables entre los nna en relación con la alimentación y el ejercicio  físico; prevenir conductas de riesgo relacionadas con las prácticas sexuales y favorecer la salud sexual y afectiva. Recoge igualmente la prevención de conductas de riesgo  relacionadas con el consumo desde edades tempranas de sustancias (tabaco, alcohol y  otras drogas); trabajar en materia de salud mental; la concienciación sobre el buen uso y  los riesgos de las nuevas tecnologías y detectar y tratar precozmente las adicciones de  los nna a las mismas. 

Otros de los objetivos son impulsar, mantener y renovar equipamientos deportivos que  permitan a los nna disfrutar de los mismos en su entorno de residencia; mejorar las  comunicaciones intraurbanas en frecuencias y refuerzos; promover la creación de  nuevos espacios de recreo y encuentro social para nna; y fomentar su seguridad en los  trayectos escolares, así como su capacidad de resolver situaciones que ayuden a los  animales, convirtiéndolos en sujetos activos de la protección animal y de su entorno.  

Asimismo, busca fomentar el conocimiento por los nna sobre sus derechos y sus  deberes como ciudadanos; inculcar valores de participación social entre ellos,  subrayando lo beneficioso para su desarrollo como personas; prevenir la pobreza y su  transmisión intergeneracional, así como la desigualdad entre los nna de la ciudad  mediante programas y ayudas dirigidas a familias vulnerables con hijos, con el fin de  cubrir las necesidades básicas; e intervenir con nna de la ciudad en situaciones de  dificultad o con problemáticas sociales.  

El trabajo del Consejo Municipal de la Infancia y Adolescencia de Logroño ha sido  reconocido este año por el Alto Comisionado contra la pobreza infantil con el premio  ‘Rompe el círculo’ a la Mejor iniciativa solidaria impulsada por menores de 18 años.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.