La construcción del primer observatorio espacial de Tamaulipas

Publicidad

Hoy por hoy la astronomía es una herramienta educativa valiosa para las escuelas de educación básica, sobre todo en países como Estados Unidos, Canadá o en la Unión Europea. Sin embargo, algo que llama la atención es que en México son muy pocas las instituciones de educación básica que integran materias como Robótica o Astrociencias en su plan académico. 

En Tamaulipas, un Estado del noreste de los Estados Unidos Mexicanos, se destaca una institución educativa que ha tomado el liderazgo en dos sectores, la robótica y astrociencias. Al hacerlo, esta institución ha logrado reconocimientos internacionales en esas disciplinas y sus alumnos sobresalen del promedio nacional en matemáticas. Esta es el Instituto Panamericano de Tampico, que contribuyó a la construcción del primer observatorio espacial en ese Estado Mexicano.

Se habla con uno de los responsables de esta obra, el contador Martín Enrique Torres Lara, que se erige como Presidente del Consejo Directivo del IPT, y además es el Cónsul Honorario de Estonia en Tamaulipas.

¿Cuál es el propósito principal de este Observatorio espacial escolar?

El objetivo es potencializar la enseñanza de las astrociencias no solo en el Instituto Panamericano de Tampico, sino inspirar a estudiantes de Tamaulipas y Norte de Veracruz a hacer conexiones sensibles con otras ciencias como la física, matemáticas, química y sobre todo historia de nuestro planeta.

¿Qué tipo de tecnología y equipos va a tener el observatorio?

De acuerdo a los programas educativos que manejamos con el Johnson Space Center de la NASA y la consultoría obtenida en el SEEC de cada año con instituciones de clase mundial que tienen también observatorios escolares, este será un espacio STEM, es decir, contará no solo con un telescopio profesional, sino con aeródromo para drones, alberca para robots acuáticos, impresoras 3D para llevar a cabo impresiones programables en tinkercad y ampliar nuestro laboratorio de robótica de arduino.

Ha mencionado algunas instituciones que de alguna forma los han apoyado, ¿nos puede profundizar más al respecto?

Claro, tengo que decir que no solo han ayudado instituciones como la NASA que generan espacios donde se comparte el conocimiento como SEEC (Space Exploration Educators Conference), INTERNATIONAL AEROSPACE ACADEMY, dirigida por Javier Montiel, sino también empresas privadas como BOEING quien recientemente ha contribuido en la construcción de una estación espacial en miniatura con arduino, un proyecto llamado ISS Mimic que, sin lugar a dudas, coloca al Instituto con el compromiso de compartir este conocimiento con nuestra comunidad, donde esperamos que más instituciones educativas inviertan en este tipo de programas de estudio y de esta forma más estudiantes se inspiren en crear soluciones para los diferentes retos que enfrenta la humanidad.

Y en México, ¿Quién los ha inspirado a llevar a cabo esta obra?

Afortunadamente, tenemos varios ejemplos a seguir, por mencionar algunos que se me vienen a la mente, en Tampico en donde estamos ubicados, el Tecnológico de Monterrey Campus Tampico y su equipo de ingeniería han sido promotores en nuestra zona de desarrollo y sustentabilidad, en la zona norte del país, tengo que reconocer que los directivos financieros de BANEREGIO siempre se suman a nuestros proyectos y en esta ocasión no fue la excepción, ya que igualmente va a beneficiar el desarrollo infantil de temprana edad y, por último, una persona que todos queremos, admiramos en México y especialmente en Tamaulipas y que definitivamente nos inspira es la Doctora Katya Echazarreta, la primera mujer astronauta Mexicana creadora de una Fundación Espacial que inspira a voltear a la juventud latina a ver hacia arriba, donde un universo inmenso espera al que lo haga.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.