La CSIF critica la falta de un protocolo de vuelta al cole

Reclaman mantener los refuerzos COVID-19 y que se concreten cuáles serán los criterios que deben seguir los equipos directivos de los centros.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, critica la falta de un protocolo claro y directrices concretas por parte de la Consejería de Educación ante la inminente vuelta al cole prevista para el próximo 6 de septiembre.    

La CSIF lamenta la falta de información y la ausencia a lo largo de todo el verano del consejero de Educación del que no se sabe nada desde hace mucho tiempo, y cuando apenas quedan cuatro semanas para que comience el próximo curso escolar todo son incertidumbres y dudas entre el personal docente y no docente de los centros educativos.

En este sentido, CSIF reclama a la Consejería de Educación que se aclaren cuáles serán los nuevos requisitos para el próximo curso escolar 2021-22 y los protocolos definitivos que se van a seguir. Después de haberse aprobado un borrador el pasado mes de junio, el acuerdo no se ha materializado todavía en un protocolo cuyo texto se debería haber publicado ya en el BOR.

Por otra parte, y a tenor de los resultados de la quinta ola de la pandemia y la nueva variante Delta del coronavirus, desde este sindicato advierten que no es razonable reducir la distancia de seguridad de 1,5 a 1,2 metros como propuso el Ministerio de Educación. Reclaman que se mantenga este requisito que permite también reducir la ratios de alumnado por clase y supone un aumento de profesores/as.

CSIF cree que es el momento de asegurar al profesorado que se mantendrán las ratios ajustadas y que se trabajará por continuar avanzando en una reducción de las mismas.

Además, deben acordarse inversiones finalistas procedentes de los fondos europeos que permitan ampliar las plantillas en el curso 2021-22, reducir las ratios de alumnado, reducir los horarios lectivos y mejorar en definitiva la calidad en la educación.

De momento, al no existir un documento que lo acredite oficialmente, tampoco existe certeza si la Administración regional va a renovar los refuerzos COVID-19 que se contrataron el pasado año.

La CSIF exige que se mantengan dichos refuerzos y que se aclare convenientemente cómo va a ser el inicio y desarrollo del próximo curso escolar, y la apuesta decidida por la presencialidad de los alumnos en en las aulas, que este sindicato considera acertada debido a la gran brecha digital que todavía existe en la educación pública de La Rioja.

La disponibilidad de recursos tecnológicos y el avance en la digitalización, junto con la continuidad del uso de las mascarillas, la vacunación del alumnado, el protocolo de limpieza y desinfección de los centros, las entradas escalonadas y demás medidas higiénico-sanitarias son, según el CSIF, puntos clave de para este próximo curso.

CSIF teme que la Consejería de Educación y su titular están “escurriendo el bulto”, tal y como vienen haciendo últimamente, para dejar toda la carga de trabajo y responsabilidad en los equipos de los centros educativos. Igualmente, piden una compensación económica a los docentes y no docentes por todos esos esfuerzos extra y por los recursos materiales asumidos durante los periodos de teledocencia.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.