La Guardia Civil interviene 23 granadas de mano en la Feria de Antigüedades de Munilla

El precio de venta al público de cada uno de estos artefactos oscilaba entre los 30 y los 300 €

3 de julio de 2018

Agentes de la Guardia Civil  han procedido a la intervención de 23 granadas de mano tipo piña y lafitte en la Feria Internacional de Antigüedades de Munilla (La Rioja). Estos artefactos no contaban con carga explosiva pero algunos de ellos disponíande todas las piezas fundamentales para su funcionamiento, por lo que el Grupo de Desactivación de Explosivos (GEDEX) de la Guardia Civil en La Rioja se ha hecho cargo de los mismos para su evaluación y análisis.

La actuación se llevó a cabo durante la celebración de la Novena Feria Internacional de Antigüedades de Munilla (La Rioja), a la que acudieron agentes del Instituto Armado para inspeccionar los diferentes puestos de venta en cumplimiento al “Plan de Defensa del Patrimonio Histórico Español”, cuyo fin es la localización e intervención de todos aquellos objetos de arte expoliados o sustraídos como piezas arqueológicas, monedas, muebles, pinturas e instrumentos musicales.

Las granadas se localizaron a la venta en uno de los tenderetes con precios que oscilaban entre 30 y 300 €. Su propietario carecía de la preceptiva autorización para esta actividad comercial y de los certificados de inutilización de cada uno de los artefactos, por lo que los agentes procedieron a la intervención de cada uno de ellos y a la tramitación de la correspondiente acta-denuncia, por infracción grave la Ley Orgánica 4/2015 de Protección de la Seguridad Ciudadana en concordancia con el Reglamento de Armas, que lleva aparejada pena de multa de 601 a 30.000.

Las granadas de mano tienen la consideración de armas de guerra tal y como establece el Reglamento de Armas en su artículo 6.1.f, por lo que los particulares sólo las pueden adquirir si han sido inutilizadas, teniendo además que poseer el certificado de inutilización emitido por un centro del Ministerio de Defensa o por un Banco Oficial de Pruebas.

Durante el mes de junio agentes de la “Oficina de Análisis” de Intervención de Armas de la Guardia Civil en La Rioja, procedieron a la identificación de varios ciudadanos que habían puesto a la venta por Internet armas de avancarga y granadas de la Guerra Civil Española (sin carga explosiva), careciendo de los permisos necesarios para ello. Tras ser citados en dependencias oficiales
procedieron a entregar las armas de manera voluntaria, siendo propuestos para sanción por infracción grave a Ley Orgánica 4/2015 y al Reglamento de Armas.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.