La hipoteca autopromotor, una ayuda en la construcción de un hogar

Publicidad

La falta de oportunidades y el aumento de precios en el mercado obligan a las personas a buscar alternativas de financiación que faciliten el acceso a una casa propia. Construir una vivienda es un objetivo cada vez más difícil de cumplir para un alto porcentaje de la sociedad.

Helloteca es una plataforma que se ocupa de la gestión y tramitación de hipotecas online. Entre sus servicios más elegidos se encuentra la hipoteca autopromotor, un sistema que permite planificar un nuevo hogar desde cero, siguiendo lineamientos adaptables a la situación y necesidad de cada solicitante.

Las claves y requisitos de la hipoteca autopromotor

El concepto autopromotor hace referencia a los créditos que en un pasado se otorgaban a las promotoras, quienes solicitaban hipotecas para costear la obra de una vivienda, venderla y solventar el préstamo hipotecario que la entidad financiera acordaba.

La hipoteca autopromotor brinda una ayuda para todos aquellos que quieren financiar la construcción de su casa. La condición más importante a tener en cuenta en este mecanismo es que el dinero se utiliza únicamente para las obras de infraestructura del futuro inmueble, y no para la compra del terreno, debido a que este último actúa como garantía.

Para acceder a una hipoteca autopromotor se debe acreditar la propiedad de un terreno, el cual tiene que estar anotado en el Registro de la Propiedad y ser suelo urbanizable. A su vez, el solicitante necesita presentar un proyecto de construcción aprobado por el Colegio de Arquitectos y también disponer del certificado energético.

¿Cómo funciona la hipoteca autopromotor y cuál es el rol de Helloteca?

La hipoteca autopromotor empieza a funcionar una vez que la persona recibe la licencia de obras. Este permiso tiene que llevarse al banco para que se pueda realizar una valoración real de la cantidad de dinero a destinar.

Desde Helloteca, buscan la entidad bancaria que mejor se adapte a las necesidades del cliente. Desde los establecimientos financieros suelen otorgar entre un 80 y un 85 % del capital, con una duración máxima de contrato que alcanza los 30 años.

El banco libera el dinero a medida que evolucionan las tareas de construcción de la infraestructura. La obra comienza con un primer paso, llamado tramo suelo, donde se proporciona el mayor porcentaje de financiación. Luego se desarrolla la segunda fase, que se denomina tramo de certificaciones, mediante la cual se entregan al banco las aprobaciones de obra que permiten avanzar con el proyecto. Y por último se lleva adelante el tramo de fin de obra, momento en el que se tiene que aportar la cédula de habitabilidad.

El sueño de la casa propia se puede hacer realidad mediante el servicio de hipoteca autopromotor que gestiona Helloteca. Mediante este sistema, la empresa garantiza condiciones hipotecarias asequibles y seguras.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.