La importancia de cuidar nuestra mente

Para poder hacer un trabajo efectivo y un buen uso del tiempo es necesario tener mucha claridad y mantener la serenidad, como así también poner en movimiento a la mente. Los neurólogos sugieren que es importantísimo ejercitar la “materia gris” para lograr mayor cantidad de circuitos, relaciones, y sinopsis entre la información que tenemos disponible.

Una manera de lograr que esas relaciones vayan extendiéndose y aumentando día a día es el cambio entre los diversos estímulos que podemos ofrecerle. La neuroplasticidad es la capacidad de las neuronas de generar nuevas conexiones. Cuantas más conexiones haya, mayor es la disponibilidad y, por lo tanto, mayor la agilidad. Los diversos estímulos pueden venir de ejercicios o de actividades nuevas a las que no estamos acostumbrados.

Prueba aprender un nuevo idioma

Este es un gran desafío para la mente, puesto que tenemos que aprender no sólo el vocabulario en otra lengua sino también nuevas maneras de ordenar los verbos, conjugaciones distintas y aspectos que no tenemos en cuenta en nuestro idioma materno pero sustanciales, tal vez, para la expresión de una idea, en la lengua que estemos aprendiendo.

Aprender un idioma puede llevar algún tiempo, pero una vez superada la etapa más engorrosa, es divertido e infinito, puesto que siempre hay alguna palabrita nueva para aprender.

Además, la mente está muy estimulada y en constante generación de nuevos caminos neuronales.

Aprende a bailar, practica mindfulness o tai-chi

Es sabido que la danza es muy buena para el cuerpo físico. También ejercitaremos el sistema de memoria activo, el control motor y el aprendizaje por imitación. Al generar nuevos movimientos, la mente debe aprender y calcular cosas que tenía por sabido.

Así también, la técnica mindfulness de meditación y concentración plena nos ayuda a liberar aquello que no ayuda a la mente a concentrarse en la tarea que se debe realizar. Estando en el aquí y ahora, esta técnica nos permite ver con claridad cómo actuar con certeza, en vez de preocuparnos por aquello que ya pasó o lo que debemos hacer para el día siguiente. Por otro lado, el tai-chi es un arte marcial milenario de Asia que consiste en una meditación en movimiento. Moveremos el cuerpo, pero también la mente.

¡A jugar se ha dicho!

Los juegos de mesa son también muy buenos para agilizar la mente. Ya sea que juguemos al bridge o al póker, cualquiera de ellos nos propondrá estímulos muy interesantes para seguir desarrollando nuestro intelecto, poniéndolo a prueba y mejorando nuestro bienestar. ¡Completamente recomendable!

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.