La importancia de tener una buena recuperación posparto para el suelo pélvico

Publicidad

Durante el embarazo, es recomendable que las mujeres hagan ejercicios específicos para tonificar el suelo pélvico, además de ejercicio adaptado al embarazo. El propósito es mantenerse en forma y preparar la zona para recibir al bebé y evitar lesiones durante el parto. ¿Y qué pasa en la etapa del posparto?

FisioAvilés se ha propuesto explicar en este espacio la importancia del suelo pélvico en la recuperación posparto, como una manera para adaptar de nuevo el cuerpo a las actividades y exigencias cotidianas.

Suelo pélvico en el parto

Si bien la zona pélvica de las mujeres está diseñada para facilitar el paso del bebé, lo cierto es que necesita de toda una acción física para que la fase de expulsivo sea exitosa, involucrando toda una serie de músculos y tejidos que se expanden y contraen en el momento de dar a luz. Cuando estos músculos se encuentran fortalecidos, la pared intrauterina y el suelo pélvico logran trabajar en sincronía para dar paso al bebé, minimizando la cantidad de rupturas y minidesgarros en la vagina y tejidos de alrededor.

Debido al estrés al que se somete esta zona durante el parto, es frecuente que los músculos del suelo pélvico queden un poco flácidos, razón por la cual se deben fortalecer para que recuperen su tonicidad y elasticidad originales.

Si esto no ocurre, se aumenta el riesgo de presentar en el futuro episodios de incontinencia urinaria o de gases, lo que en el largo plazo puede afectar la calidad de vida de las mujeres. Es importante una vez pasada la cuarentena, hacerse una valoración de suelo pélvico en un centro especializado, donde abordarán las diferentes patologías propias del posparto, como la diástasis abdominal, la debilidad del suelo pélvico, las cicatrices dolorosas o las disfunciones sexuales. Existen tratamientos para minimizar todas estas cuestiones y ejercicios específicos para recuperar el tono del suelo pélvico.

La recuperación y beneficios

El proceso de recuperación de cada mujer es diferente, razón por la cual no existe un momento ideal para empezar con los ejercicios de fortalecimiento pélvico. Aun así, lo mejor es esperar a que el dolor del parto disminuya notablemente y a que se gane sensibilidad en los músculos de la zona. Normalmente, esto ocurre a partir de los 40 días posteriores al parto, por lo que es necesario esperar lo suficiente para evitar cualquier lesión que afecte la recuperación.

FisioAvilés cuenta con planes de entrenamiento para fortalecer el suelo pélvico, los cuales buscan mejorar la elasticidad y resistencia de los músculos, para de esta manera mejorar la vida sexual de las lactantes y garantizar futuros embarazos de calidad. Las interesadas solo deben acceder a la página web de esta clínica de fisioterapia y solicitar más información sobre sus planes y servicios.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.