La importancia del diseño de etiquetas en el mundo del vino, con DEMUERTE WINES

Publicidad

El diseño de etiquetas en el mundo del vino es esencial a la hora de implementar una estrategia de venta que resulte eficaz, dado que el etiquetado es el primer punto de contacto con el cliente y mediante un buen packaging se puede crear una grata impresión en el consumidor.

En los últimos años, la elaboración de etiquetas diferentes e innovadoras dentro del competitivo sector vitivinícola ha cobrado un protagonismo sustancial, ya sea para transmitir información importante del producto como para establecer una conexión emocional con los amantes del vino.

En este marco, la marca DEMUERTE WINES destaca con diseños vanguardistas que no solo evocan el carácter excepcional de sus vinos, sino también desbordan de creatividad artística.

Destacar con el etiquetado del vino

El sector vitivinícola adquiere una relevancia notable en España desde el punto de vista económico, social, cultural y hasta medioambiental, a tal punto de que el país se encuentra entre los diez mayores consumidores de vino a nivel mundial.

Por esta razón, destacar en el mercado es muy complejo, debido a la competitividad presente y a una oferta abrumadora que da lugar a consumidores cada vez más exigentes, ávidos de encontrar un valor añadido en cada compra.

La importancia del diseño de etiquetas en el mundo del vino en los últimos años se ha potenciado, no solo por la necesidad de lograr un valor añadido del producto, sino también para cautivar la imaginación de sus fanáticos. 

En tal sentido, el etiquetado es un potente medio de comunicación visual que diferencia al vino y lo revaloriza frente al público adepto, dado que el consumidor actual – ya desde el momento que adquiere una botella – tiende a buscar en ella aspectos que reflejen su estilo de vida e identidad.

Por eso, un buen packaging es aquel capaz de reflejar la calidad y el carácter del producto que representa; de transmitir el sabor, aroma y el color del vino; de contar la historia que subyace detrás de su elaboración.

Al mismo tiempo, una óptima presentación es aquella que procura entablar un vínculo emocional con el consumidor y lo ayuda a comprender el valor de lo que va a adquirir.

Un puente entre la pasión por el vino y la creatividad artística

DEMUERTE WINES es una prestigiosa colección de vinos que – desde su aparición en el mercado – se ha convertido en una marca referente gracias al diseño innovador de etiquetas, con nombres y diseños evocadores que conjugan misterio y creatividad artística.

En este sentido, el CEO y enólogo, Pablo Cortés, y su pareja, la diseñadora Karel Eissner, a través de su pasión por el vino, apostaron estratégicamente a un etiquetado diferenciador con una narrativa que invita al consumidor a sumergirse en una experiencia sensorial única que perdure en su memoria, más allá del contenido líquido.

El packaging que implementa la firma consta de materiales exclusivos como papel texturizado, estampados en relieve y atractivas tintas metalizadas que añaden un toque de lujo, estética y sofisticación al producto.

Las etiquetas de DEMUERTE WINES, en definitiva, refuerzan la calidad del vino y hacen que su experiencia de degustación sea placentera y gratificante.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.