La impresión digital en el mundo de las nuevas tecnologías

Las tendencias en las redes sociales toman fuerza y la publicidad está siendo llevada de la mano de aplicaciones como Instagram o Twitter. Pero la nostalgia por los regalos de siempre no ha desaparecido y empresas como helloprint.es nos demuestran que, sin necesidad de que todo termine en un desastre, una impresión sea un éxito.

Antes de enviar una tarjeta de presentación por WhatsApp a un nuevo cliente o proveedor, por qué no entregarla impresa en forma cálida y personal. Todavía hay personas que valoran un poster en una fachada con la información de un concierto, o un evento de caridad. O quienes aún miran las grandes lonas sobre las autopistas y carreteras para enterarse de un nuevo producto y servicio.

El mundo de la impresión y las imprentas no ha muerto con la tecnología. Todo lo contrario, este sector ha echado mano de las herramientas digitales para ofrecer servicios online, sin que el cliente tenga que ir al sitio, y sin plantear inconveniente alguno.

La tecnología ayuda a que el pedido sea en línea, el proceso en la oficina y el envío por correo tradicional. Es una vuelta de tuerca. Y la variedad de productos sobrepasa los likes que se pueden obtenerse en una red social con un post bien pensado.

Por supuesto que siempre es necesario una asesoría para un proceso nuevo, sobre todo para los que no tienen habilidades de diseño o las computadoras. Las empresas de impresiones digitales permiten llenar un formulario y cargar un diseño en alta resolución desde sus sitios web, casi como escribir un correo electrónico, seleccionando las opciones de tipo, tamaño y materiales, y adjuntar una foto.

Pero, también es posible elaborar el pedido mediante aplicaciones de diseño online en la misma página, utilizando plantillas, en las que sólo habría que modificar colores, textos y ubicaciones, pues ya todo está previsto.

El servicio puede incluir el contacto directo con los empleados, mediante un chat, para poder culminar el proceso de envío del material.

Dependerá del tamaño, cantidad y materiales escogidos el tiempo de entrega del material ya impreso. El usuario podrá imprimir lotes tarjetas de visita, flyers, banderines, camisetas, sudaderas, gorras, carteles, portavasos, pegatinas y hasta fotos en diferentes soportes como aluminio, metacrilato, lienzo o madera.

La lista de productos se engrosa: bolígrafos, libretas de notas, carpetas, delantales, cristalería, marcapáginas, entradas para un evento, banderas para barcos o de algún país en específico, vinilo para el suelo o autoadhesivo, postales, invitaciones de bodas… todo con el diseño personalizado que el cliente ha enviado, o creado en el sitio web bajo asistencia.

En esta sociedad de generalidades, no está de más tener un elemento personal, original y único que destaque en el emprendimiento, por más pequeño que sea, una pyme o una gran industria.

La impresión digital es la solución a asuntos de comunicación interna en la compañía y con los clientes, en la interacción con proveedores y en crear una imagen única y capaz de atraer más interesados.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.