La intervención arqueológica y los trabajos de adecuación interior del yacimiento de Valbuena avanzan en tiempo y forma

La intervención arqueológica y los trabajos de adecuación interior del yacimiento de Valbuena avanzan en tiempo y forma. Así lo han anunciado esta mañana el concejal de Patrimonio y Centro Histórico, Adrián Calonge, y el edil Rubén Antoñanzas en una visita a este recinto histórico, que alberga el Convento de Santa María de Valbuena, construido por los dominicos entre los siglos XV y XVI,  y el paramento norte de los restos de la muralla napoleónica de la ciudad. 

En las últimas semanas, se han dado importantes pasos en la restauración y adecuación de este espacio, que supone un recorrido por la historia de Logroño desde el siglo XII. Así, se ha dotado al yacimiento de una nueva puerta principal y se han suprimido tres de las plazas de aparcamiento provisionales que se ubican en este espacio para permitir el acceso al recinto y favorecer su accesibilidad. En este sentido, también se ha mejorado el firme del camino interior, que también posibilita las visitas bordeando por el este y el norte el convento, la iglesia y el paramento de muralla oeste, orientado hacia la calle General Urrutia.  

Se ha creado una plataforma de madera para el acceso al interior de la iglesia, tanto a la iglesia-salón del siglo XVI (rehabilitada gracias al taller de cantería que trabajó en el yacimiento) como a la primitiva cabecera del siglo XIII. 

También se han instalado tres nuevos puntos de observación: dos sobre el convento, que aprovechan las capillas laterales del recinto eclesial del siglo XVI; y otro al final del camino para contemplar la muralla del siglo XIX, orientada hacia la calle General Urrutia y que conserva también el foso.  

En la visita, en la que también han participado miembros del equipo de arqueólogos que supervisa el proyecto, el concejal de Patrimonio y Centro Histórico ha señalado que “el objetivo es abrir este yacimiento a la sociedad logroñesa, al turismo y a nuestros escolares a principios de septiembre mediante un programa de visitas guiadas y de autovisitas, siempre en relación con el conjunto expositivo que actualmente se encuentra en el Cubo del Revellín y en su mismo horario”. 

Desde el punto de vista didáctico, continúa trabajando en un cuaderno divulgativo sobre las obras y los restos arqueológicos, así como en los contenidos documentales a los que se tendrá acceso dentro del recito a través de diferentes códigos QR colocados en varios paneles informativos a lo largo del recorrido. 

En cuanto a los restos de la muralla napoleónica del recinto, se eliminará el talud de tierra de su base para facilitar su conservación y dar visibilidad a sus muros, de unos nueve metros de altura en su punto más alto. Todo ello siguiendo el estudio arqueológico de los paramentos que se está realizando y que se encuentra en su última fase. 

La intervención en el yacimiento arqueológico de Valbuena comenzó en mayo con una importante labor de limpieza y consolidación de los elementos pétreos, especialmente la primitiva iglesia del siglo XIII, los muros del convento y la zona del calado; así como una limpieza y un tratamiento de los elementos bióticos que afectaban al recinto.  

“Estamos ante un ejemplo claro de recuperación de nuestro patrimonio en una acción que, además, aporta una mayor visibilidad a nuestra historia, principalmente después de ochos años de abandono de este yacimiento. Con este proyecto no solo recuperamos las raíces de nuestra ciudad, sino que la hacemos accesible para nuestros vecinos y vecinas, así como para los turistas que nos visitan”, ha señalado el concejal Rubén Antoñanzas. 

El proyecto, realizado bajo la dirección de la Oficina de Regeneración Urbana y Vivienda, cuenta con un presupuesto de 109.351,49 euros (IVA incluido), al que se suma un gasto 7.259,76 euros (IVA incluido) referente a las labores de desbroce iniciales.  

“El espacio oficialmente denominado como ‘Yacimiento arqueológico del Convento de Valbuena’ visibilizará el potencial arqueológico de la ciudad, así como parte de nuestro pasado, de nuestra cultura y un nuevo polo económico para la ciudad”, ha concluido el concejal de Patrimonio y Centro Histórico, Adrián Calonge.  

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.