La Oposición Municipal de Calahorra rechaza un cambio de agua «a cualquier precio»

El Ayuntamiento Pleno de Calahorra ha aprobado esta mañana, con los votos del PP y PSOE, la adhesión al convenio con el Consorcio de Aguas y Residuos que hará posible las obras necesarias para traer a Calahorra el suministro de agua del Cidacos en el año 2027.

Ha resultado una sesión tensa en la que todos los partidos de la oposición han votado en contra del futuro plan de abastecimiento supramunicipal de agua -que aún no ha sido proyectado- y en la que también han reprochado a la alcaldesa las interrupciones en las intervenciones de los concejales de otros partidos.

CRÍTICAS OPOSICIÓN

Maite Arnedo, de Vox, ha dicho que «será muy probable que las tarifas suban para los vecinos, como demostró ayer en sus declaraciones a prensa, cuando no pudo garantizar que los ciudadanos vayan a pagar el agua más barata». Ha asegurado que «la calidad del agua no aparece demostrada en ningún documento», señalando además que «no podremos desvincularnos del convenio, lo que supone una hipoteca sin final».

El representante de IU, Óscar Moreno, ha dicho que «si Calahorra quiere avanzar, es el momento de solucionar el problema de las infraestructuras del agua».

Además ha recordado que fue el PP el que empezó la presa de Enciso con el objetivo de dotar de agua de calidad a los municipios y ha señalado los beneficios que estima que el convenio aportará: «La red de agua tiene bastantes pérdidas, cosa que solucionara el convenio (*) y también tendríamos un nuevo depósito de agua de mayor capacidad».
Ha advertido que «si no nos adherimos ahora al convenio, no podremos hacerlo en un futuro» y refiriéndose al PP ha comentado que los representantes de ese mismo partido en el Consorcio «han votado a favor».

Para Cristina Moreno, de Ciudadanos, «con la información aportada es imposible tomar una decisión», por lo que ha pedido que el asunto fuera retirado del orden del día.

«La arquitecta municipal dice que será el plan director de Calahorra el que determine la conveniencia del convenio y no disponemos de ese plan director», ha señalado la concejal del partido naranja para quien no hay nada que avale que el cambio de suministro vaya a mejorar la calidad del agua: «No hay ni análisis, ni comparativa con el agua actual».

Además señala que con la gestión del consorcio «no tendremos autonomía sobre el precio». Moreno sitúa el precio real del agua en 0,395 euros por m3 y no el dado ayer en rueda de prensa de 0,241 euros: «En el precio que dio ayer no se ha repercutido el coste de amortización».

«No es cierto que el sistema actual consuma lo equivalente a 2.000 hogares como afirmó ayer la alcaldesa -ha dicho Cristina Moreno- la realidad es que el consumo equivaldría al de unos 400 hogares».

La representante de Ciudadanos ha calificado de «vergonzoso» que en la rueda de prensa de ayer se respondiera a preguntas de la prensa que no quisieron responderme en la Comisión Informativa de Aguas».
Finalmente se ha mostrado sorprendida y hasta escandalizada de que «el concejal de Aguas, Antonio León, no tenía ni idea de cómo se calcula la tarifa».

Por su parte, el PP ha hablado de un convenio «hecho con muchas prisas, muchas imposiciones y ningún margen de negociación. Les hubiéramos dado nuestra opinión si no nos hubieran citado con dos horas de antelación», ha dicho Óscar Eguizábal que ha aclarado que su partido está «de acuerdo en tener un segundo punto de captación de agua de boca pero no a cualquier precio».

El concejal popular ha apuntado a las negociaciones de su partido sobre este tema acusando a los socialistas de no saber negociar: «Con nuestra negociación, el Gobierno de La Rioja asumía el 50 por ciento de los costes y no el 20 por ciento como ahora».

Tras referirse a las inversiones hechas por el PP en materia de aguas durante su mandato en la ciudad, Eguizábal ha señalado que el PSOE no le habló a la prensa de «los 4 millones que habrá que pagar en 2027 y que supondrán 235.000 euros por año».

Para terminar, el PP ha asegurado que el precio real del agua «se va a ir a los 0,40 euros por metro cúbico o sea que nos va a salir el doble de cara que ahora».

Por su parte, el PSOE, que ha manejado los argumentos que hizo públicos ayer en rueda de prensa, ha dicho que «si esperamos al plan director para tomar una decisión, se nos pasará este tren y ha asegurado que la repercusión de la amortización en el precio del agua se limitará a 0,088 euros por metro cúbico. Para los socialistas la calidad del agua del Cidacos sobre la actual procedente de los pozos de captación del Ebro, está fuera de toda duda».

APROBADAS DOS AGENDAS «DE FUTURO»

Por otra parte, se ha aprobado la adopción de la Agenda Calahorra 2030 de desarrollo sostenible con la abstención de Ciudadanos, los votos en contra de PP y Vox y la opinión favorable de PSOE e IU.

El tercer punto del orden del día ha tenido por objeto solicitar ayuda para la elaboración de proyectos piloto de acción local de la Agenda Urbana Española, asunto en el que PP y Vox se han abstenido mientras que PSOE, Ciudadanos e IU han votado a favor, por lo que el punto ha quedado aprobado.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.