La Policía Local de Logroño cumple 160 años en servicio

El alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, ha presidido el acto de reconocimiento a una institución que nació en la segunda mitad del siglo XIX

La Policía Local de Logroño cumple hoy, martes 27 de abril, 160 años de historia al servicio de la ciudadanía. El alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, ha presidido en la comisaría de Rúavieja el acto de reconocimiento a una institución que se implantó en la segunda mitad del siglo XIX.

En el acto también han participado la concejala de Igualdad y Convivencia, Eva Tobías Olarte; la delegada del Gobierno, María Madorrán; y el director general de Justicia e Interior del Gobierno regional, Jorge Medel; además del comisario jefe, Pedro Galarreta, y una representación de las distintas unidades de la Policía Local.

La Policía Municipal celebra este 27 de abril su 160 aniversario. Los avances que se han producido a lo largo de estos años han contribuido a que Logroño sea hoy una ciudad segura y a que la ciudadanía la perciba de esta forma.

Desde la creación de la figura del sereno en el año 1834 con competencias en seguridad nocturna hasta la actualidad, el cuerpo de agentes de la Policía Local de Logroño ha cambiado enormemente. “Han sido 160 años en los que se han producido avances a diario y en estos momentos contamos con una plantilla formada por 234 agentes preparados para cumplir con un servicio público de forma extraordinaria”, ha explicado el alcalde, Pablo Hermoso de Mendoza.

Un total de 234 agentes que forman las siguientes áreas de trabajo: Tráfico, Atestados, Barrio, Ecológica, Convivencia, Menores y atención social, Seguridad y grúa, Seguridad estática y Noche.

En el acto el alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, ha agradecido a los y las agentes “su disposición al servicio público y su entrega y compromiso a la ciudad de Logroño y a sus gentes”.

“Nada volverá a ser igual durante la pandemia, ha indicado el alcalde, y tampoco vosotros, todas aquellas personas que conformáis la Policía Local, que os habéis enfrentado, probablemente, al mayor reto en vuestros 160 años de historia: una emergencia sanitaria como la que estamos viviendo que os ha obligado a duplicar esfuerzos en todos los ámbitos. En nombre de la ciudad de Logroño, os doy las gracias por ello”.

La concejala de Convivencia, Eva Tobías Olarte, ha tomado la palabra en el acto para afirmar que muchas cosas han cambiado en la Policía Local. “La evolución es clara, pero la esencia permanece: el foco en el servicio público y los valores humanos. Hoy encarnan ese espíritu esos hombres y mujeres de nuestra policía municipal”.

Eva Tobías Olarte ha detallado que no ha sido un trabajo sencillo, “se les pide que hagan fácil lo difícil, y que no hagan difícil lo fácil; pero estamos convencidos que estamos en este camino, y que debemos aprovechar cada oportunidad para mejorar la vida de la gente”.

El alcalde ha recordado momentos históricos como los atentados de ETA en Logroño todos pero con una mirada especial al de Ollerías y al de la Torre de Logroño, la llegada de la antorcha olímpica a Logroño o la celebración del Día de las Fuerzas Armadas, que han significado para el colectivo de la Policía Local un esfuerzo importante por los dispositivos de tráfico y de seguridad puestos en parcha. También ha querido tener unas palabras para el agente que en estos momentos se recupera de un accidente en acto de servicio provocado por un choque fortuito mientras señalizaba un accidente que tuvo lugar en la Circunvalación el pasado 17 de abril. También se ha referido a todos los y las profesionales que han sufrido algún tipo de accidente en acto de servicio.

Ha habido tiempo de hablar del pasado, pero también del futuro y, en esta línea, Pablo Hermoso de Mendoza ha trazado los retos futuros, “entre ellos, reducir el número inaceptable de atropellos a personas, así como el número de accidentes de tráfico en la ciudad; mejorar la seguridad vial a través de la formación a colectivos en general, y a población vulnerable en particular; continuar con la excelencia en la seguridad ciudadana de Logroño y recuperar las patrullas a pie y en bicicleta; de hecho, ya estamos viendo agentes a pie en diferentes barrios de Logroño”.

“Nuestra policía local es eficaz y lo seguirá siendo porque estamos trabajando en un proceso de mejora continua con la formación interna como elemento clave, sin olvidar la actualización y compra de recursos materiales que son necesarios para su labor diaria. También pondremos en marcha un sistema de comunicaciones para generalizar su uso entre los distintos servicios, que mejorarán el servicio público”, ha indicado el alcalde.

2020, un año marcado por la pandemia

La Policía Local detuvo en el año 2020, un año marcado por la pandemia provocada por la COVID-19 a un total de 133 personas y realizó 2.117 denuncias durante el estado de alarma, provocadas por la infracción del marco regulador. Asimismo, planteó 2.089 denuncias por infringir la normativa COVID, entre ellas, no usar la mascarilla, saltarse el cierre perimetral o no respetar el confinamiento nocturno, que se remitieron a la Comunidad Autónoma.

Hagamos historia

La implantación de la policía municipal como tal, con competencias y marco jurídico propio, tiene lugar a partir de la segunda mitad del siglo XIX. Hasta ese momento, las funciones de vigilancia y seguridad estaban encomendadas a otros cuerpos municipales:

-los serenos, que surgen por decreto de 1834 con funciones relacionadas con la seguridad nocturna, incluyendo en ocasiones el encendido de las farolas (alumbradores). En Logroño funcionan desde 1836. Dicho oficio debía “ser desempeñado por personas de notoria probidad y de una conducta intachable”.

-los guardas municipales de campo, para la vigilancia de los bienes de rústica, caza y pesca, montes, plantíos y caminos del término municipal.

-los alguaciles, con la misión de ejecutar los acuerdos de la municipalidad (oficio que hunde sus raíces en la edad Media). En Logroño, se suprimen el 27 de abril de 1861 creándose en el mismo acuerdo el Cuerpo de Agentes, formado inicialmente por 4 personas.

En 1886, hay un proyecto de Reglamento y reorganización del Cuerpo de Agentes y Celadores Nocturnos (los antiguos serenos) y las Ordenanzas Municipales de 1900 ya los denomina Guardia Municipal.

En el Reglamento de 1926 se definen como “la fuerza destinada a la vigilancia permanente de la población y su término municipal” con la misión de velar por la conservación del orden y la tranquilidad del vecindario; por la seguridad de las personas y propiedades; por el exacto cumplimiento de las leyes, ordenanzas, reglamentos, bandos y disposiciones dictadas por el Ayuntamiento. En ese momento se establece que esté formado por un jefe, dos subjefes, dos cabos y 42 guardias.

En 1956, un nuevo Reglamento transforma su denominación en Policía Municipal, con un suboficial al mando, sargentos, cabos y guardias. Con el paso del tiempo la estructura ha ido perfilándose y especializándose para dar un mejor servicio a los ciudadanos, incorporando las dos primeras mujeres en 1989. En la actualidad cuenta con más de 200 efectivos.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.