La Policía Nacional informa de los delitos por acoso hacia menores mediante el “sexting” y “sextorsion”

La víctima y el presunto autor mantenían una relación de amistad virtual. El autor convenció a la joven para que le enviara fotografías y vídeos de carácter íntimos y luego la amenazó con difundirlas. Finalmente publicó las imágenes de contenido sexual en la famosa aplicación “Instagram”. Los ‘extorsionadores’ solicitan pagos en bitcoins a diferentes monederos virtuales para no difundir las imágenes, debiendo abonar entre los 400 y los 2.900 dólares, ‘pero si cede, se le pide más dinero’.

El Grupo de Delitos Tecnológicos de la Brigada de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de La Rioja, informa del incremento de las denuncias interpuestas en estas dependencias por menores en las que relatan que han sido  extorsionadas mediante “sexting”, esto es, la publicación de sus fotos de contenido sexual en  diferentes Aplicaciones y Redes Sociales.

“Sexting”

Así, en la última de las denuncias recogidas, una menor de 17 años de edad, comparecía acompañada de su padre, relatando que había conocido a un joven a través de una red social. La víctima y el presunto autor mantenían una relación de amistad virtual.

Éste, tras ganarse su confianza, empezó a realizarle peticiones “para mantener conversaciones telefónicas de índole sexual y para que le enviara fotos en ropa interior. La menor en un principio no accedió a sus requerimientos, si bien ante la insistencia continúa del varón y a que la amenazaba con publicarlas en redes sociales, y a pesar de que le pedía la menor que “por favor no publicase los videos y fotos”  que le había enviado , solicitándole que las borrase, el autor se negó y publicó todo a los dos días en la famosa aplicación “Instagram “   .

Los agentes están inmersos en plena investigación hasta el total esclarecimiento de la identidad de la persona que ha acosado a la menor.

“Sextorsion”

En otra de las denuncias formuladas la pasada semana en esta Jefatura Superior por un menor de 13 años de edad en la que relataba que una chica se había comunicado con ella a través de una aplicación y en un momento dado había solicitado “cibersexo” para posteriormente  grabarlo sin su conocimiento,  coaccionándolo posteriormente  y exigiéndole dinero y si no accede  le amenaza con publicarlas. Los ‘extorsionadores’ solicitan pagos en bitcoins a diferentes monederos virtuales para no difundir las imágenes, debiendo abonar entre los 400 y los 2.900 dólares, ‘pero si cede, se le pide más dinero’.

Esta modalidad de extorsión a través de diferentes aplicaciones,   consiste en que una mujer, atractiva y con buena apariencia; desconocida para el usuario, le solicita a éste amistad. Una vez que el usuario la ha agregado en su lista de amigos  comienza una interacción pasando progresivamente a intimidar.

El usuario, generalmente un varón, es seducido malintencionadamente con incitación a mantener cibersexo a través de otras aplicaciones, llegando a un plano sexual donde el usuario realiza exhibiciones voluntarias de carácter erótico. Usando la Webcams todo lo acontecido es grabado por el receptor, es decir, por el extorsionador, sin ser la víctima consciente de ello.

Posteriormente, los usuarios  se ven atrapados en un chantaje económico cuando la persona que está al otro lado les pide dinero a cambio de no publicar las imágenes o videos que le han grabado, a través de la Webcams, entre sus familiares y amigos.

Consejos y recomendaciones para prevenir el sexting

El sexting es una práctica que consiste en enviar imágenes con contenido sexual o erótico por medios electrónicos, principalmente a través del teléfono móvil.  Generalmente este tipo de contenidos se comparten entre personas que mantienen algún tipo de vínculo afectivo, o bien en el marco de relaciones virtuales para demostrar interés hacia la otra persona.  En algunos casos de contactos conocidos a través de Internet existen verdaderos expertos en estas prácticas, que suplantan identidades para mediante engaños, obtener imágenes comprometedoras de otras personas. Los problemas surgen cuando la relación se termina y alguna de las partes conserva archivos comprometedores en su poder y los difunde.

Ante este tipo de situaciones la Policía Nacional aconseja a los internautas menores que acudan a sus padres y educadores o bien a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.  Asimismo se recomienda tomar una serie de medidas básicas a adoptar por parte de los padres y por los propios menores:

-Hacerse fotos de carácter erótico y/o compartirlas es siempre un error. En el caso de los menores puede ocasionar situaciones de chantaje o ciberacoso sexual o acoso en el entorno escolar (grooming o bullying). Redistribuir este tipo de imágenes de otras personas con el fin de perjudicarles es delito.

-Los padres deben crear un clima de confianza con los hijos para tratar estos temas e informarles de los riesgos y de las consecuencias que entraña facilitar datos personales o enviar fotografías y vídeos comprometidos a otras personas, incluso aunque sean sus amigos, ya que pueden perjudicar su honor.

-La prevención es esencial, si su hijo le informa de contenidos que le han hecho sentir incómodos (de tipo sexual) dele la importancia que realmente tiene y denúncielo.

-Si un menor sufre alguna situación de este tipo, debe informar a sus padres y denunciar los hechos ante la Policía.

-Si reciben por cualquier medio un material de este tipo, no lo compartan, denúncienlo de forma privada a denuncias.pornografia.infantil@policia.es

1 Trackback / Pingback

  1. La Policía Nacional informa de los delitos por acoso hacia menores mediante el “sexting” y “sextorsion” - Noticias policiales -

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.