La Policía Nacional interpone ciento setenta y nueve propuestas de sanción durante la pasada semana

En la estación de autobuses de Logroño, en el control de cumplimiento de medidas Covid y de pasajeros, incautado a una viajera procedente de Bilbao, en el interior de una de sus maletas  un recipiente de plástico con un peso aproximado de 500 gramos de una sustancia posiblemente Speed.   

En una intervención del pasado viernes por la noche incautan a un varón que manifestaba “ser policía”  “un arco de madera con cuatro flechas”, “una espada tipo “samurai” , “una cerbatana de bambú”, “un bastón extensible”, “un machete “, “un hidráulico”, “un chaleco antibalas”, “una funda de arma corta”, “una funda porta-pocket”, “un mayal de dos bolas con pinchos”.

Agentes pertenecientes a la Brígida de Seguridad Ciudadana de la Jefatura Superior de Policía de La Rioja  han levantado un total de ciento setenta y nueve (179) propuestas para sanción durante la pasada semana. De las ciento setenta y nueve, setenta y cinco (75) son por incumplimiento del horario nocturno, treinta y nueve (39)  son por no portar mascarilla, seis (06) por fumar sin guardar las distancia de seguridad, diecisiete (17) por Quebrantamiento perimetral de la Comunidad Autónoma, catorce (14)  por realizar botellón, veintiocho (28) las actas levantadas por consumo de drogas y portar armas en vía pública.

Los agentes han desarrollado diferentes actuaciones policiales

Estación de Autobuses de logroño

Agentes pertenecientes a la Unidad de Prevención y Reacción  (UPR) de esta Jefatura Superior de Policía de La Rioja han detenido a una mujer de treinta y ocho (38) años de edad, como presunta autora de un Delito de Tráfico de Drogas, al ser identificada en la estación de autobuses de Logroño al apearse de un autobús procedente de Bilbao. Los agentes actuaron en cumplimiento de las medidas dispuestas en el Real Decreto 463/2020 decretado por el Gobierno de España

Los hechos tuvieron lugar el pasado miércoles, a media mañana, en la estación de autobuses, cuando los agentes se encontraban realizando labores propias de su servicio en el control de cumplimiento de medidas Covid y de pasajeros, así como la prevención de otros delitos, identificaron a una pasajera, la cual se acababa de apear del autobús procedente de Bilbao.  La  mujer  manifestó a los agentes que regresaba de Bilbao en un principio de una entrevista de trabajo. Al serle solicitado justificante de ello, cambió su versión manifestando que venía  de ver a su novio,  el cual vivía en Bilbao, mostrando nerviosismo en sus manifestaciones. Debido a la falta de congruencia de los motivos justificativos para el tránsito procedente de otra Comunidad Autónoma y dada la actitud nerviosa de la posteriormente detenida, los agentes cachearon a la  joven.

Al realizarle el control de sus pertenencias, en el interior de una de sus maletas descubrieron un tupper de plástico con un peso aproximado de 500 gramos de una sustancia posiblemente Speed, y dos bolsas  transparentes en el bolso que portaba al parece con Speed y Marihuana.

 Por todo ello, se procedió a su inmediata detención. La mujer tiene treinta y ocho (38) años de edad, y  cinco antecedentes policiales por otros hechos. Fue trasladada a dependencias de Policía Nacional, donde se instruyó el oportuno atestado policial. Igualmente fue sancionada por incumplir el confinamiento decretado por la crisis sanitaria.

Incautación de armas 

La segunda de las intervenciones tuvo lugar en la noche del pasado viernes cuando agentes pertenecientes a la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana, se encontraban de servicio, fueron requeridos por la Sala CIMACC 091  para que  acudiesen a la calle Beatos Mena y Navarrete de Logroño, donde se había producido una discusión entre los  dos vecinos, y uno de ellos se había dirigido a su domicilio con el objeto de “coger una pistola” mientras  amenazaba con “pegarle dos tiros ya que vendía droga en el edificio” al vecino de rellano.

La discusión se había iniciado en la calle entre dos vecinos de rellano  ya que al parecer uno de ellos manifestaba “ser policía” y acusaba de “vender droga” al otro.

Los agentes, una vez en el lugar y tras entrevistarse con testigos, acuden a la vivienda del varón que manifiesta ser policía, el cual desde el otro lado de la puerta de su domicilio, les manifiesta que es instructor de tiro”, que “ha sido guardaespaldas”, que “lleva un chaleco antibalas y que “va a disparar a la cabeza” y que el “moriría antes pero se va  a llevar a alguno por delante”.Tras media hora de conversación a través de la puerta, los agentes consiguen que el morador abra  y que el mismo salga hasta el rellano , momento en que proceden a su aseguramiento y control para evitar posibles agresiones hacia su persona y los actuantes, y ante las manifestaciones en las que exclamaba poseer armas en su domicilio  le solicitan permiso para entrar en la vivienda, accediendo a ello, los agentes una vez en el interior localizan en diferentes estancias de la vivienda  “un arco de madera con cuatro flechas”, “una espada tipo “samurai”, “una cerbatana de bambú”, “un bastón extensible”, “un machete “, “un hidráulico”, “un chaleco antibalas”,una funda de arma corta”, “una funda porta-pocket”, “un mayal de dos bolas con pinchos”, tras la completa identificación del varón  de los agentes, los mismos comprueba que esta persona no es policía ni lo ha sido y  ante  el estado de esta persona y lo sucedido los agentes solicitan la presencia en el lugar de una ambulancia que proceden al traslado del varón al Hospital San Pedro donde esta persona queda ingresada para ser valorada.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.