El consejero de Administración Pública y Hacienda, Alfonso Domínguez, ha analizado esta mañana los resultados que se desprende de las últimas estadísticas estructurales de empresas del sector Industrial, Servicios y Comercio y del PIB regional, “que acumula cuatros años de aumento trimestral continuado y dieciséis trimestres consecutivos de crecimientos interanuales, lo que constata la recuperación del crecimiento económico”.

“Una evolución que se está acelerando en los primeros meses de este ejercicio”, ha afirmado el consejero, que ha recordado que según la Airef, La Rioja creció en el primer trimestre de 2018 un 0,9% respecto al trimestre anterior, dos décimas más que la media nacional, y un 2,8% interanual, a solo una décima de España.

Para el consejero, “este comportamiento de la economía riojana se fundamenta por un lado, en la recuperación de la oferta, puesto que todos nuestros sectores económicos experimentan un comportamiento positivo”. En este caso, se ha referido a la estadística estructural de empresas del sector industrial, “que nos muestra con más exactitud la realidad de este sector y que mejora lo resultados que avanzaron los indicadores coyunturales de la Industria”.

En concreto, la cifra de negocios de este sector alcanzó los 5.647 millones de euros y la inversión realizada por las empresas, los 258,9 millones de euros. En cuanto al empleo, este sector empleaba a 25.217 trabajadores.

Respecto al sector Servicios, Domínguez ha insistido en que “se mantiene como uno de los pilares de nuestra economía”, con una cifra de negocios por encima de los 1.546 millones de euros y que ocupa a más de 29.200 personas, según la última estadística estructural. En el caso concreto del Comercio, la cifra de negocio superó los 3.700 millones de euros y empleó a más de 19.100 trabajadores.

Por otro lado, Domínguez ha analizado el comportamiento de la demanda interna en La Rioja, que “evidencia que la recuperación está llegando al ciudadano”. Para ejemplificarlo, se ha referido a la evolución del índice del Comercio al por menor, que suma cuatro ejercicios en positivo y que en lo que llevamos de año ha crecido un 1,9%. Asimismo, el número de matriculaciones de turismos en los cinco primeros meses del año se acerca a las 3.000 (2.919), lo que supone la cifra más alta desde 2008 (2.542).

En la misma línea, se ha comportado el comercio exterior que mantiene su tendencia ascendente y cerró el mes de abril con un crecimiento del 19,0%, con lo que La Rioja fue la segunda comunidad con mayor tasa de variación interanual.

Domínguez ha puesto también sobre la mesa que “el crecimiento de la economía riojana se está trasladando al empleo, como refleja el número de afiliados a la Seguridad Social en el mes de mayo, que se sitúa en 128.586 afiliados, el dato más elevado desde diciembre de 2008.

Respecto al paro registrado, ha señalado que La Rioja cuenta con 15.898 parados (datos de mayo 2018), lo que supone 1.349 personas menos respecto al mismo mes del año anterior; y sitúa la tasa de paro en el 11%. Asimismo, en materia de contratación, el consejero ha destacado la evolución de los contratos indefinidos que el año pasado alcanzaron los 11.620, “lo que pone de manifiesto la calidad del empleo en la región”.