La Rioja se coloca por debajo de la media nacional en sanitarios afectados por coronavirus

Desde el inicio de la pandemia, un total de 269 profesionales del Servicio Público de Salud de La Rioja han resultado positivos por coronavirus, un 5,5 por ciento del total de la plantilla y un 10,8 por ciento del total de casos. Esta cifra es ligeramente inferior a la media nacional, que calcula que un 14,6 por ciento del total de los casos confirmados acumulados en España se corresponden con personal sanitario.

A día de hoy, la cifra de sanitarios positivos de coronavirus en La Rioja se sitúa en un 5,01 por ciento de la plantilla del Servicio Riojano de Salud (SERIS), con 185 sanitarios positivos. Actualmente, 50 médicos, 78 enfermeras, 38 técnicos en cuidados auxiliares de enfermería y 19 de otras especialidades (técnicos sanitarios especialistas, matronas, fisioterapeutas, higienistas dentales…) están de baja por COVID-19.

Si se toma el conjunto de profesionales del Servicio Público de Salud de La Rioja, 238 son positivos por coronavirus a fecha de actual, lo que representa un 4,87 por ciento de la plantilla.

Desde el SERIS se han tomado precozmente medidas para evitar contagios y proteger a los profesionales sanitarios, con el objetivo de minimizar lo máximo posible el riesgo en el personal expuesto a la gestión y asistencia del coronavirus.

Para ellos, se ha aplicado un protocolo garantista, en el que se valora tanto la sintomatología clínica como la realización de pruebas PCR, con los siguientes puntos destacados:

  • A todo trabajador que presente síntomas se le indica aislamiento domiciliario y se le realiza un frotis nasofaríngeo (fiebre o infección respiratoria aguda principalmente).
  • Si el frotis es negativo y persisten los síntomas, incluso se realiza un segundo frotis para descartar que se esté en periodo de incubación, como se ha constatado en algún caso. Si los síntomas han mejorado y el frotis es negativo, se da el alta.
  • Cuando el resultado de la PCR es positivo pasa a ser caso. Se reevalúa el estado clínico del trabajador a los siete días mediante llamada telefónica y, si refiere mejoría, se le pide un segundo frotis, siempre que lleve más de 48 horas asintomatico o con franca mejoría. Si este segundo frotis sale positivo, se mantiene el aislamiento domiciliario otros 7 días o menos, si el propio trabajador informa de que han remitido los síntomas.
  • Solo cuando se tiene constancia de una PCR negativa se da el alta para el trabajo.
  • Todos estos pasos se hacen contactando telefónicamente con el trabajador, y tramitándole todas las pruebas desde el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales. En algunos casos también el propio Servicio realiza la toma del frotis.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.