La salud capilar requiere constancia y trato personalizado

El ecosistema capilar es un entorno muy sensible que requiere vigilancia constante, así que para mantener el cabello sano y fuerte por más tiempo es necesario estar atentos a los ciclos de vida de los folículos pilosos. De cada uno de ellos nacen entre 20 y 25 cabellos a lo largo de la vida; por eso, su salud es fundamental para asegurar su duración.

También es importante revisar algunos hábitos para ayudar al organismo a que asegure un entorno capilar óptimo. Los folículos también se ven afectados por factores como la alimentación, el estado físico, el estrés, la exposición a elementos externos como el clima, el sol o la contaminación.

En las mujeres, el impacto del sistema hormonal es muy importante, además, durante el embarazo, después del parto y con la llegada de la menopausia. En los hombres, el impacto de la herencia y la alopecia androgénica está detrás de más del 80 % de los casos de caída del cabello.

La importancia del diagnóstico personalizado

La firma SOMOS ofrece a los clientes tratamientos individualizados y gratuitos contra la caída del cabello, picores o irritación, exceso de grasa, caspa y cuidado del injerto capilar. También cuidado de la fibra reseca o del cabello canoso.

Su metodología empieza por un diagnóstico capilar personalizado online que se puede realizar aquí. Es un cuestionario basado en los más de 30 años de experiencia de su equipo de biólogos-tricólogos, especialistas en cabello, que ocupa menos de 2 minutos y permite conocer y analizar con precisión cada caso.

A continuación, la persona recibe su rutina personalizada en su casa, en menos de 48 horas, y durante todo el tiempo de tratamiento recibe atención y seguimiento constante por email o WhatsApp para asegurar la óptima evolución de cada caso.

Todo el proceso se puede realizar desde el móvil y desde la comodidad del hogar, sin tiempos de espera ni desplazamientos.

Atención a los cambios de estación

Esta temporada, además, los problemas capilares se están agravando.

En el caso de la caída capilar, los fuertes calores y durante más tiempo del verano están generando mayor incidencia del efluvio telógeno o caída estacional, ya que el organismo ha dejado crecer más el cabello durante el verano para protegerse del sol y el calor, y con la llegada del frío se desprende de él.

En el caso del cabello graso, la llegada del frío por contraste estimula más la producción de sebo por parte de las glándulas sebáceas, lo que resulta en que notamos que nos dura el cabello limpio menos tiempo, incluso menos de un día.

Y por último, la caspa va a estar más presente: ahora se va a entrar en una fase de alergias y de irritaciones del cuero cabelludo, que va a estar más sensible y se notará más presencia de los casos de caspa, ya sea grasa o seca.

Según cuentan los especialistas de SOMOS, en salud capilar, empezar a tiempo y ser constante es clave para asegurar el éxito de los tratamientos y mantener un cabello fuerte, denso y saludable por más tiempo.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.