La Unidad de Oncología Radioterápica inaugura el lunes el nuevo acelerador donado por la Fundación Amancio Ortega

Los nuevos aceleradores lineales mejorarán la atención médica que se presta a los 1.600 riojanos que reciben radioterapia

José Ignacio Ceniceros ha realizado estas declaraciones al término de su visita a la Unidad de Oncología Radioterápica del CIBIR, donde ha podido conocer las  características del nuevo acelerador que, según ha señalado, se encuentra ya “plenamente operativo” y va a permitir administrar “tratamientos más precisos y menos invasivos; es decir, médicamente mejores y con menos molestias para los pacientes”.

“El cáncer sigue siendo una de las principales causa de muerte en La Rioja. Y estos nuevos aparatos van a mejorar la atención médica a las cerca de 1.600 personas que reciben radioterapia cada año”, ha indicado antes de agradecer, una vez más, a la Fundación Amancio Ortega la financiación de estos aceleradores y del mamógrafo digital que lleva unos meses funcionando.

El nuevo acelerador, al que se sumará el próximo año un segundo dispositivo financiado también por la Fundación Amancio Ortega, dispone de la última tecnología del momento, lo que permite, entre otras mejoras, “aplicar en tiempo real las dosis de radiación precisas y disponer de mayores posibilidades de movimiento y posicionamiento para ser más precisos en la radiación”, según ha indicado el presidente

El convenio de colaboración suscrito por el Gobierno regional con la Fundación Amancio Ortega contemplaba la adquisición de un mamógrafo digital, que se encuentra en funcionamiento en el Hospital San Pedro desde el pasado mes de febrero, y de dos aceleradores lineales de última generación por un importe global de 4,8 millones de euros. El coste del mamógrafo ha sido de 250.000 euros y el de los aceleradores supera los 4,5 millones de euros.

Mejoras que proporcionan los nuevos aceleradores lineales

Entre las características y prestaciones que ofrecen los nuevos aceleradores lineales, y que permitirán realizar tratamientos de forma más rápida y certera, figuran las siguientes:

  • Es capaz de dosificar en tiempo real las dosis de radiación impartidas al pacientemediante el empleo de un potente algoritmo que calcula de forma individual cada rayo X emitido por el acelerador, consiguiendo precisiones inalcanzables hasta ahora, lo que proporciona, además, menores probabilidades de segundos tumores radioinducidos.
  • Dispone de una mesa robotizada con mayores posibilidades de movimiento y posicionamiento gracias a un sistema de proyección de luz, lo que garantiza  precisiones de una centésima de milímetro (algo imposible con los equipos que funcionaban hasta ahora).
  • Está dotado de un sistema que sincroniza el haz de radiación con el movimiento del tumor debido a la respiración del paciente. Ni los equipos antiguos ni los nuevos de la competencia disponen de este sistema.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.