La Universidad de La Rioja preparó talleres sobre robots luchadores de sumo para niños

En este siglo ya es indiscutible que la educación y las tecnologías más vanguardistas deben trabajar paralelamente. Los resultados suelen ser muy beneficiosos cuando el uso de la tecnología tiene un rol estratégico y controlado dentro de la enseñanza. 

Prueba de ello es el proyecto con ‘sumobots’ que hace unas semanas promovió la Universidad de La Rioja. Estos son robots que entablan batallas al estilo sumo, los cuales son diseñados y ensamblados por niños. Pero para conseguir dominar las técnicas de diseño y ensamblaje, la Universidad dictó talleres online explicando todo lo relativo a este ámbito. 

Los ‘sumobots’ recogen esta ancestral tradición japonesa tratando de amalgamar las reglas del deporte con los implementos tecnológicos contemporáneos. No obstante, pese a parecer un entretenimiento actual, en Japón se vienen practicando las luchas de robots al estilo sumo desde hace tres décadas. 

Sin embargo, los ejemplares de ahora tienen un desenvolvimiento sorprendente gracias a la Inteligencia Artificial (IA). Así como la IA hace más ‘independientes’ a los móviles y dispositivos análogos, los robots con inteligencia artificial imitan algunas funciones cognitivas de los humanos, explica Fernando Álvarez, asesor de ZonaTech

El taller dictado por el Área UR-Maker de la Universidad de La Rioja estuvo orientado para niños de 6 a 14 años, además de sus padres y docentes escolares. El objetivo que se trazó la universidad pública fue que los niños se familiarizaran con la robótica. “El propósito de esta actividad fue acercar a los menores al mundo de la robótica y la programación, a través de un sencillo taller en el que aprendieron a fabricar y programar un robot de sumo autónomo, mediante hardware abierto y libre”, manifiestan los portavoces de la universidad. 

Los portavoces de la institución también precisaron que los niños no necesitaron de mayores conocimientos previos sobre robótica o ciencias similares. La idea fue poder impartir los conocimientos desde cero. Así, se agendó un primer conjunto de sesiones para exponer los procedimientos sobre ensamblaje y prueba de los robots, y otro para detallar los mecanismos de programación. 

Las actividades culminaron el día 8 de mayo, celebrándose una competición de lucha de ‘sumobots’. Se prepararon dos categorías para el certamen: diseño y velocidad. Por ende, fueron premiados el robot mejor decorado y el robot más rápido en sacar una caja de cartón del Dohyo-PyC.

Este proyecto estuvo a cargo de la profesora Alpha Pernía, quien además de ser responsable del Área UR-Maker, fungió de coordinadora de la iniciativa y dictó el taller junto al especialista Enrique Crespo. También contribuyeron Sergio Peciña, miembro del Área UR-Maker, y Mario Santamaría, docente del Colegio Obispo Blanco Nájera de Logroño.

La iniciativa contó con el financiamiento de: Electrónica de Luis, EOLAS PRINTS, PYC Papel y Copia, el Área UR-Maker y el Vicerrectorado de Investigación de la Universidad de La Rioja. Asimismo, colaboró la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.