Las ayudas destinadas al autoconsumo doméstico permiten ahorrar en la factura de la luz

Publicidad

El autoconsumo fotovoltaico doméstico se ha convertido en una opción cada vez más popular y rentable para los propietarios de viviendas que buscan reducir su dependencia de la red eléctrica convencional y aprovechar una fuente de energía limpia y renovable. Además de ser una alternativa sostenible para acceder a energía necesaria para tareas diarias del ámbito doméstico, el autoconsumo fotovoltaico ofrece numerosos beneficios económicos que van desde el ahorro en la factura de luz hasta el acceso a subvenciones y bonificaciones. Los instaladores de placas solares de Soletec ofrecen soluciones fotovoltaicas integrales, que contemplan no solo la planificación e instalación, sino también la tramitación y el asesoramiento necesario para acceder a las ayudas económicas disponibles. 

Es el momento de ahorrar en la factura de luz 

Una de las principales ventajas del autoconsumo fotovoltaico es la reducción significativa de los gastos en electricidad, ya que, al generar electricidad propia, los hogares pueden disminuir su dependencia de la red eléctrica convencional y reducir la cantidad de energía que compran a los proveedores de servicios públicos. Esto se traduce en una disminución de la factura de luz y un ahorro a largo plazo para los hogares. 

A su vez, en España y toda Europa existen diversas ayudas económicas y subvenciones que buscan promover el autoconsumo fotovoltaico en los hogares. Con el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, financiado por los Fondos Europeos Next Generation, se puede cubrir parte del costo de instalación de los paneles solares, lo que reduce la inversión inicial necesaria para adoptar esta tecnología. El monto depende tanto del tipo de instalación y del beneficiario, como así también de la ubicación, variando entre un 15 % y un 50 %, según se trate de empresas, pymes, sistemas domésticos en grandes ciudades, pequeños municipios o zonas rurales. 

Bonificaciones impositivas al elegir el autoconsumo fotovoltaico 

Cuando se elige instalar placas solares, se puede acceder a bonificaciones impositivas y más oportunidades de apoyo económico que incrementan el ahorro propio de una instalación fotovoltaica. Esto es dependiendo de cada comunidad autónoma, teniendo en cuenta que se ofrecen programas específicos para impulsar la energía solar en el ámbito doméstico. 

Particularmente, se pueden acceder a subvenciones que bonifican de manera porcentual el Impuesto por Bienes Inmuebles (IBI) en hasta un 50 % y el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) en hasta un 95 %. La demora y el porcentaje de la bonificación depende de cada ayuntamiento y del tipo de inmueble. A su vez, se puede acceder a una deducción del 40 % de lo invertido en una instalación fotovoltaica, en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. 

Estos beneficios económicos buscan fomentar la adopción de energías renovables en los hogares, volviendo así al autoconsumo fotovoltaico, una alternativa más accesible, además de sostenible. Con el asesoramiento y la gestión del equipo profesional de Soletec, los clientes pueden conocer sus consumos y posibilidades, para adecuarse a los requisitos y acceder a las bonificaciones disponibles a la hora de ejecutar una instalación fotovoltaica doméstica. 

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.