Las recomendaciones del Dr. Luis Gallego, de Clínica RegenerActiva sobre qué alimentos debe incorporar una dieta anticáncer

Publicidad

El cáncer es una enfermedad que ha afectado a millones de personas en todo el mundo y que continúa haciéndolo debido a diversos factores como la genética hereditaria. Esta, según investigadores del Anderson Cancer Center, es la causa responsable del 10-15 % de los pacientes afectados con este diagnóstico.

Por otra parte, las causas ambientales son las que originan un 90 % de los casos y los factores dietéticos, entre un 32 y un 35 %. En la Clínica RegenerActiva explican cómo seguir una dieta anticáncer para prevenir ese 32-35 % de posibilidades de sufrir esta enfermedad tan dura.

¿Qué tipo de dieta es necesaria llevar a cabo para prevenir el cáncer?

Una de las dietas más conocidas y estudiadas es la mediterránea, la cual consiste en el consumo de alimentos con baja grasa animal y variedad de frutas, verduras, pescados, aceites de oliva, entre otros. El aceite de oliva, por ejemplo, resulta esencial para prevenir el cáncer de mama y de colorrectal debido a la presencia de ácidos grasos monoinsaturados y compuestos fenólicos.

Otras investigaciones sugieren que las dietas bajas en carbohidratos evitan la generación de cánceres como el tumor cerebral. En esta dieta anticáncer se prioriza el pescado, los frutos secos, el aguacate, el aceite de oliva y algunos lácteos y carnes magras.

En ambas dietas, se puede apreciar como el aceite de oliva, el pescado, las frutas y frutos secos son concebidos como elementos clave para evitar diferentes tipos de cánceres.

El Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos también ha determinado que las verduras crucíferas como la rúcula, el brócoli, el nabo, el berro y otras ayudan a desactivar los carcinógenos.

Alimentos incluidos en dietas anticancerígenas

Una dieta anticáncer puede incluir especias mediterráneas aromáticas por los terpenos que poseen, los cuales son antiinflamatorios y ayudan en gran medida a reducir la aparición de dicha enfermedad.

Las legumbres y los alimentos ricos en fibra también son reconocidos por reducir la aparición del cáncer colorrectal. Esto incluye los granos enteros, las frutas, verduras y legumbres, las cuales son muy recomendadas por los nutricionistas para consumir al menos 1 vez al día. Otro alimento incluido en una dieta anticáncer es la zanahoria, debido a sus betacarotenos, los cuales son sustancias antioxidantes que protegen al organismo de la oxidación que produce de forma natural.

Para la prevención del cáncer, también es importante destacar las fresas, los pimientos, los frutos rojos, los yogures (naturales y sin azúcar) y el té verde.

El Dr. Luis Gallego, fundador de la Clínica RegenerActiva, tiene como objetivo en sus consultas evitar en la mayor brevedad posible la realización de cirugías y la aparición o extensión de enfermedades que pueden ser evitadas y/o detenidas.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.