Llega la solución para la incontinencia urinaria

Según la Asociación Nacional para la Incontinencia, más de 200 millones de personas en todo el mundo se ven afectadas por este problema. La pérdida de orina de manera involuntaria es considerada un problema social, relacionado con la debilitación de los músculos del suelo pélvico por causas como el parto, la edad o posturas inadecuadas, entre otras.

En ese sentido, Clínica Azorín cuenta con un tratamiento exclusivo avanzado orientado a mejorar esta situación. BTL Emsella es un método diseñado para reforzar y tonificar los músculos del suelo pélvico y contribuir de esta manera a solucionar la incontinencia urinaria.      

¿Por qué se debilita el suelo pélvico?

El suelo pélvico o periné está conformado por una serie de músculos que cierran y sostienen toda el área inferior del abdomen, específicamente donde se ubican la vejiga, el útero y el recto. A causa de factores naturales como el envejecimiento, la menopausia o el parto, así como por obesidad, tratamientos con radiación o cirugías, esta zona tiende a volverse más débil y dolorosa, dando como resultado la incontinencia urinaria o un prolapso.

En ese sentido, la incontinencia urinaria de esfuerzo es una de las más comunes. Esta consiste en el escape de una variada cantidad de orina a través de la uretra, a causa de un aumento de la presión intraabdominal. Este proceso es habitual cuando la mujer se ríe, salta, tose, baila o estornuda.

Además de la incontinencia, la debilidad en el suelo pélvico puede afectar en diferentes ámbitos a la mujer, generando desde disfunción sexual, provocada por el dolor durante sus relaciones, hasta dolores lumbares. Es por ello que recurrir a tratamientos especializados para solucionar esta situación es lo más recomendable.

Ventajas de BTL Emsella para tratar el suelo pélvico

El tratamiento BTL Emsella de Clínica Azorín es considerado actualmente una de las alternativas más innovadoras y efectivas para solucionar la incontinencia urinaria y mejorar la calidad de vida de la mujer. Este método hace uso de la energía electromagnética para estimular los músculos del suelo pélvico.

Se trata de un procedimiento no invasivo cuya duración no supera los 30 minutos, en los cuales la paciente se mantiene sentada y sin necesidad de quitarse la ropa. Este tratamiento ofrece beneficios desde las primeras sesiones, proporcionando miles de contracciones, similares a las de Kegel, que contribuirán a ejercitar los músculos sin esfuerzo. Una investigación realizada recientemente demostró que el 95 % de las pacientes tratadas con este método han tenido una mejoría notable en la tonificación del suelo pélvico.

Desde la página web de Clínica Azorín es posible solicitar una cita para iniciar el tratamiento, accediendo a una valoración gratuita antes de la primera sesión.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.