Llegan los panettones de Mercadona, este año aún más tiernos y con receta más artesanal

Foto: Mercadona

De la mano del proveedor especialista Fartons Polo, se ha conseguido una textura  más tierna en ambos productos gracias al aumento del tiempo de fermentación  dentro de su proceso de elaboración

Mercadona sigue avanzando en el compromiso adquirido con  sus clientes de ofrecer calidad contundente en cada producto, y prueba de ello es la mejora  aplicada a dos de sus productos ya habituales en sus lineales en Navidad: el Panettone clásico con pasas y naranja, y el Panettone con pepitas de chocolate, dulces típicos de Italia que se han  hecho hueco en las sobremesas de nuestra Navidad. 

En concreto, la compañía ha conseguido una textura más tierna en ambos productos gracias al  aumento del tiempo de fermentación dentro de su proceso de elaboración, ahora además con  receta más artesanal. En cuanto al Panettone clásico de pasas y naranja Hacendado, en concreto, se ha mejorado también su sabor gracias a que la naranja se confita más lentamente y la pasa  está más hidratada. 

Esta mejora ha sido desarrollada por Mercadona tras escuchar a sus clientes y de la mano de Fartons Polo, proveedor con sede en Alboraia (Valencia) y cuya especialización fue reconocida con la máxima puntuación (Categoría Oro) en el II Campeonato Internacional del Mejor Panettone  del Mundo, organizado por la FIPGC (Federación Italiana de Pastelería, Helado y chocolate). 

Foto: Mercadona

Máxima calidad al mejor precio 

Mercadona puso en marcha la estrategia SPB (Siempre Precios Bajos) en 1993, después de  observar y constatar que los productos que más se vendían eran los que tenían una máxima  calidad al mejor precio, siempre en ese orden; y no cambiaban constantemente su coste. Durante  todos estos años, la compañía no ha dejado de apostar por la calidad, que es uno de los retos  principales a los que a diario se enfrentan todos los departamentos de la cadena y cuyo impulso  representa una clara oportunidad para poder seguir ofreciendo a “El Jefe” (como en Mercadona se denomina a los clientes) productos, uno a uno, diferenciales. 

Y todo a través de una estrategia que fomenta el consumo consciente y crítico, que se guía por  criterios sociales y medioambientales, y que persigue un objetivo claro: garantizar un consumo de  productos de la máxima calidad con el menor impacto posible y ayudar así a mejorar la calidad de  vida de las personas que habitan este planeta y de las generaciones futuras.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.