Logroño apuesta por la energía solar fotovoltaica con dos proyectos piloto de autoconsumo eléctrico en instalaciones municipales

En su apuesta por el cuidado del medio ambiente, la sostenibilidad y las energías renovables, el Ayuntamiento de Logroño ha presentado al Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) dos proyectos piloto basados en la energía solar fotovoltaica, cuyo objetivo es reducir el consumo eléctrico tradicional y potenciar el autoconsumo en instalaciones municipales.

El C.D.M. Lobete será el protagonista del primer proyecto. Así, gracias a esta iniciativa su techo pasaría a estar cubierto por completo por paneles solares destinados a reducir el consumo eléctrico tradicional de sus instalaciones, entre las que destacan espacios que necesitan gran cantidad de energía eléctrica para su actividad, como la pista de hielo, el balneario y el spa o su piscina cubierta.

El segundo proyecto se centra en el aparcamiento público de la Plaza de la Vendimia, en el que las plazas pasarían a estar bajo cubierta con paneles solares. La energía recogida gracias a estas placas fotovoltaicas iría destinada a favorecer el autoconsumo del C.E.I.P. Las Gaunas y su edificio de Educación Infantil, el C.E.I.P. Vuelo Madrid-Manila, la Ludoteca San Adrián y el C.D.M. Las Gaunas.

El concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, Jaime Caballero, ha afirmado que la elección de este aparcamiento es precisamente por los equipamientos que tiene en un radio de 500.000, “pero si llegan subvenciones y este proyecto es satisfactorio, podría trasladarse esta misma solución a otros aparcamientos periféricos como el de 7 Infantes o el de La Fombera”. Con la instalación de estas marquesinas, según sus palabras, “hacemos un mejor aprovechamiento de este espacio público destinado a aparcamiento y, por otro lado, hacemos más atractivo utilizar estas ubicaciones como aparcamientos disuasorios, ya que contarán con sombra e iluminación”.

Los proyectos técnicos de ambas iniciativas han sido presentados al Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), del que se estima una subvención aproximada de un 38% del total de la inversión realizada por el Ayuntamiento de Logroño y fundamental para la ejecución final de estos proyectos.

“El Ayuntamiento de Logroño dispone de varias instalaciones fotovoltaicas en las cubiertas de varios edificios municipales. Por esta razón, y con ayuda de financiación externa se plantea la implantar nuevas instalaciones fotovoltaicas para autoconsumo con el fin de promover la generación distribuida y disminuir el gasto energético y su huella medioambiental”, ha destacado la concejala de Economía y Hacienda, Esmeralda Campos.

El C.D.M. Lobete como ejemplo de consumo solar en el ámbito deportivo

Esta instalación, cuyo consumo asciende a 3,23 gigavatio-hora (GWh), cuenta actualmente con 96 módulos de 160 Wp de potencia cada uno con los que se cubre un porcentaje muy pequeño del consumo eléctrico de la instalación, una de las infraestructuras municipales que más energía eléctrica necesita por la pista de hielo que alberga, entre otros servicios.

Con este nuevo proyecto se retirarían los paneles anteriores –que serían debidamente reciclados y cuya estructura de sujeción sería aprovechada– para la instalación de 1.458 paneles fotovoltaicos de 450 Wp de potencia cada uno, con los que se cubriría, aproximadamente, un 19% del consumo actual.

Se trata de una instalación de autoconsumo sin vertido de excedentes a red, ya que los pocos excedentes que puede haber son debidos al tiempo de parada de las instalaciones. Asimismo, y con el fin de proveer una adecuada seguridad al mantenimiento, tanto de la cubierta como de la instalación fotovoltaica, se procedería al montaje de un sistema de líneas de vida y pasarelas de circulación por cubierta.

El montaje de esta nueva instalación fotovoltaica sobre la cubierta de las instalaciones deportivas del Centro Deportivo Municipal Lobete conllevaría un plazo de ejecución de seis meses y una inversión total de 555.517,84 euros (IVA incluido).

El concejal de Deportes, Rubén Antoñanzas, ha resaltado la constante preocupación de Logroño Deporte por “reducir costes y consumos energéticos en sus instalaciones, así como contribuir a la mejora de nuestro medio ambiente”. Un objetivo que aborda con diversas iniciativas, entre las que se encuentra la captación de energía fotovoltaica aprovechando las cubiertas de sus edificios. En concreto ha recordado que la puesta en marcha de los paneles del Centro de La Ribera fue una de las primeras acciones de este Mandato y en estos momentos se encuentran ya produciendo una media de 60 kw a la hora.

Respecto al proyecto de Lobete, Antoñanzas ha aportado dos datos relevantes: el ahorro económico y el ahorro en emisiones. Así, tomando como referencia el coste eléctrico cubierto en 2019 -331.000 euros- lograremos un ahorro de unos 59.000 euros al año; y 317.670,12 kg CO en emisiones. “Desde Deportes estamos muy comprometidos con la salud, por lo que procurar un ambiente más sano y saludable es una tarea que acometemos con decisión”.

Autoconsumo colectivo para el ámbito educativo y deportivo

El aparcamiento público descubierto de la Plaza de la Vendimia acogería el segundo proyecto presentado al IDAE, por el que las plazas existentes pasarían a estar cubiertas con paneles solares dentro de una instalación fotovoltaica diseñada en modalidad de compensación de excedentes de red.

La energía generada por esta instalación fotovoltaica de autoconsumo colectivo a través de red iría destinada al C.E.I.P. Las Gaunas y su edificio de Educación Infantil, el C.E.I.P. Vuelo Madrid-Manila, la Ludoteca San Adrián y el C.D.M. Las Gaunas, todas estas infraestructuras situadas en un radio inferior a 500 metros.

Permitiría cubrir el 53% de las necesidades eléctricas de estos cuatro centros, lo que conllevaría un ahorro por autoconsumo de energía de 5.552,24 euros anuales, tomando como referencia los consumos y tarifas actuales.

El montaje de estas marquesinas sobre el aparcamiento de la Plaza de la Vendimia conllevaría una inversión total de 876.862,80 euros (IVA incluido).

Según el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, Jaime Caballero, “a raíz de la eliminación del ‘impuesto al sol’ con la habilitación del autoconsumo y la bajada de precio de materiales relacionados con las instalaciones solares, está más que claro que la energía solar fotovoltaica es viable. A lo que hay que sumar que España es el país de la Unión Europea con más irradiación solar, lo que le convierte en el país más viable para realizar proyectos de este tipo que, sin duda, debemos llevar a cabo dentro de nuestro compromiso con el medio ambiente y el desarrollo urbano sostenible”.

“Por otro lado”, ha añadido Jaime Caballero, “en aras de cumplir los compromisos adoptados en el Pacto Europeo de los Alcaldes sobre las reducciones acordadas hacia el ‘Objetivo 20-20-20’, que pretende reducir un 20% el consumo de energías primarias y emisiones de gases efecto invernadero y aumentar un 20% las energías renovables, el Ayuntamiento de Logroño prevé aumentar en los próximos años el número de instalaciones solares fotovoltaicas, contribuyendo así a una menor dependencia de energías externas y apoyando la generación distribuida para la reducción de infraestructura de transporte”.

El Ayuntamiento de Logroño dispone de instalaciones fotovoltaicas en el Centro Smart, Escuelas de Educación Infantil de El Cubo y El Arco, Centro Cívico de Yagüe y Biblioteca Rafael Azcona. Además, existen cubiertas fotovoltaicas en los polideportivos de Lobete y La Ribera. Las ocho instalaciones, con sus 1.250 paneles solares, producen más de 380.000 kilowatios/horas anuales y el uso de esta energía, principalmente para autoabastecimiento de los propios centros, ha permitido que dejen de emitirse cada año más de 125 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.