Los piensos para perros y gatos con harina de insectos son más eco-friendly

La manera en la que se alimenta a las mascotas puede ser un factor de cambio que permita reducir las emisiones de dióxido de carbono y ahorrar agua, ofreciendo un alimento sano y responsable. En este sentido, la firma GINQO se especializa en la venta de comida natural para perros y gatos elaborada a base de harina de insectos, con la cual se producen alimentos sanos, con un gran sabor y un alto valor proteico. Asimismo, este modelo productivo reduce la huella de carbono, potencia la economía local y protege a los animales de granjas industriales, entre otros beneficios sostenibles.

Beneficios de la comida elaborada con harina de insectos

GINQO es una nueva marca de comida natural para perros y gatos hecha con harina de insectos, la cual brinda grandes ventajas a las mascotas, a través de la presencia natural de ácidos grasos omega-3 y 6, proteínas y un delicioso sabor. En este aspecto, este pienso protege la salud de los animales aportándoles vitaminas, además de ser hipoalergénico puro, puesto que no tiene cereales añadidos.

A su vez, la compañía respeta la cadena alimenticia, donde los seres más grandes digieren mejor a los pequeños, con el valor añadido de que la Hermetia Illucens puede inhibir una de las bacterias que provoca con frecuencia intoxicaciones alimentarias y diarrea en los perros y gatos. Por otra parte, al utilizar insectos como única fuente de proteína animal, las croquetas de GINQO cuentan con un olor suave y agradable, lo cual repercute en el aliento y la piel de las mascotas.

Una alimentación sostenible

Bajo el lema «la alimentación responsable con el medioambiente», esta empresa se encuentra comprometida no solo con la salud de los perros y los gatos mediante la innovación en su alimentación, sino también con distintos aspectos que promueven la sostenibilidad. De esta manera, producir 1 kilogramo de harina de insectos requiere 37 mil litros menos de agua que la industria cárnica. Al mismo tiempo, estas larvas son una de las fuentes de proteína animal más limpias del planeta, reduciendo hasta 100 veces las emisiones de dióxido de carbono en comparación con la producción ganadera.

Otra de las ventajas que ofrecen estos piensos al medioambiente es que no necesita grandes extensiones de terreno para su elaboración, siendo utilizados 6.500 metros cuadrados por cada 100 kilos de harina de insectos. Además, se potencia la economía local, ya que desde el packaging hasta las croquetas se producen y se comercializan en España, y se protege a los animales de las granjas industriales, garantizando a las larvas una existencia digna hasta el momento del sacrificio.

Así, queda de manifiesto la importancia de alimentar a las mascotas con una comida natural que cuide su salud y promueva prácticas beneficiosas para el medioambiente.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.