Los principales beneficios de la MiniLED de TCL

Publicidad

Actualmente, el mercado de pantallas de TV se encuentra en constante evolución. Tiempo atrás, los modelos más vendidos eran los de LCD o LED. Ahora bien, estos están siendo remplazados por los que incorporan tecnología QLED o MiniLED.

En particular, las pantallas QLED tienen tecnología de puntos cuánticos que permiten lograr un rango más amplio de brillo y color.

Por otro lado, los especialistas de la marca TCL explican que la tecnología MiniLED se parece a la QLED, aunque se diferencia por tener una retroiluminación más pequeña. Esto significa que los detalles en las luces, las sombras y la oscuridad de las imágenes son aún mejores. Por ejemplo, los actuales modelos MiniLED de TCL cuentan con 4.000 zonas de atenuación local, que es una tecnología que mejora el control de la luz y de los detalles de las imágenes.

Evolución de la tecnología MiniLED

El punto de partida de la nueva generación de pantallas está dado por la aparición de la tecnología de retroiluminación LED o LCD que, por lo general, ofrecen una luz uniforme en toda la superficie de la imagen. Este sistema evolucionó primero con la incorporación de diodos orgánicos, cuya abreviatura es OLED. Esta tecnología permite la fabricación de pantallas más delgadas y ligeras. Asimismo, estos modelos ofrecen imágenes con colores más brillantes y profundos.

Hoy en día, las TV MiniLED mejoran el rendimiento de modelos anteriores con una retroiluminación menor que permite disfrutar de un mejor contraste. Además, estas pantallas optimizan la saturación de color. Con respecto a esto, TCL ha sido una de las primeras marcas que ha incorporado esta tecnología a sus televisores. Gracias a este avance, es posible disfrutar de una mejor experiencia visual, tanto con películas o series como con videojuegos.

Ventajas de las pantallas MiniLED

Una pantalla MiniLED puede tener la misma resolución que otros tipos de sistemas que cuentan con la capacidad de mostrar imágenes en full HD, 4K u 8K. Ahora bien, una de las ventajas centrales de estos modelos es que ofrece una estabilidad de imagen mayor. Por otra parte, esta tecnología se puede incorporar a pantallas de distintos tamaños y con diversas características de brillo.

En particular, las pantallas MiniLED de TCL disponen de un controlador de algoritmo nuevo y alcanzan un brillo de poco más de 2.000 nits. Estas características permiten disfrutar de películas y videojuegos de alta definición con HDR.

Otra ventaja considerable de los televisores que cuentan con esta tecnología es el precio. Con respecto a esto, un MiniLED puede costar entre un 20 % y un 40 % menos que un TV OLED del mismo tamaño.

Las pantallas MiniLED de TCL permiten disfrutar de una experiencia visual de alta calidad y de todos los beneficios de este tipo de tecnología a un precio competitivo.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.