Los tres Delegados Territoriales de Prevención de La Rioja, nueva figura creada en consenso por el Consejo Riojano de Diálogo Social, inician su plan de visitas a las empresas para reforzar la prevención en riesgos laborales

Esta nueva figura surge para apoyar el cumplimiento de las líneas de actuación recogidas en la estrategia, en especial en las empresas con una plantilla de hasta 30 personas, con el objetivo de promover el cumplimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales, integrar la prevención en el sistema de gestión de las empresas y fomentar la cultura preventiva entre los empresarios, directivos y personas trabajadoras de La Rioja

Con esta nueva medida el Gobierno de Andreu suma un elemento más de inversión, con recursos, presupuesto y personal, a este eje de acción prioritario para el Ejecutivo regional que, en cumplimiento con el Acuerdo de Gobierno, muestra su compromiso con fortalecer las políticas de protección de la salud de los trabajadores mediante la prevención de los riesgos laborales

El Gobierno de La Rioja y los miembros del Diálogo Social acordaron en el Plan Director para la Estrategia de Seguridad y Salud Laboral 2021-2023 la creación y puesta en marcha de la nueva figura de los Delegados Territoriales de Prevención de Riesgos Laborales en La Rioja. Una nueva herramienta que nace con la incorporación de tres técnicos, uno por cada una de las organizaciones sindicales UGT y CCOO, y otro por la FER, y que inician su actividad con un plan de visitas a empresas de La Rioja. En concreto, su labor está destinada a apoyar e impulsar el cumplimiento de las líneas de actuación recogidas en el Plan, creado en el marco del Consejo Riojano de Diálogo Social, con el objetivo de promover el cumplimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales; integrar la prevención en el sistema de gestión de las empresas y fomentar la cultura preventiva entre los empresarios, directivos y personas trabajadoras de La Rioja.

Para ello, los tres Delegados Territoriales de Prevención de La Rioja, que cuentan con la titulación de Técnico Superior de Prevención y experiencia acreditada en la materia, priorizarán las visitas a empresas y centros de trabajo con plantilla igual o inferior a 30 personas trabajadoras; que no dispongan de persona trabajadora elegida como Delegado de Prevención y cuyo índice de incidencia sea superior a la media del sector en La Rioja. No obstante, los criterios de selección podrán modificarse teniendo en cuenta la evolución de los índices sectoriales en cada momento.

Por lo tanto, la labor de los Delegados Territoriales de Prevención se centrará en asesorar y colaborar en la vigilancia de la acción preventiva para promover y fomentar la cooperación de todas las personas que trabajan en la empresa para la ejecución de la normativa sobre la prevención de riesgos laborales.

De hecho, entre las funciones de los Delegados Territoriales de Prevención para el ejercicio eficaz de su labor se establece:

La colaboración con la dirección de la empresa, las personas trabajadoras y, en su caso, con la representación de éstos, en la mejora de la acción preventiva.
Su participación en la mejora de la acción preventiva.
Promover y fomentar la cooperación de los que trabajan en la ejecución de la normativa sobre prevención de riesgos laborales.
Y ejercer una labor de vigilancia y supervisión sobre el cumplimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales.

Y en cuanto a sus facultades se acuerda que los Delegados Territoriales deben:

Tener acceso a la información y documentación prevista en el artículo 23 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales con las limitaciones establecidas en el punto 4 del artículo 22 de la citada Ley, y garantía, en todo caso del respeto a la confidencialidad.
Realizar, previa comunicación con antelación suficiente, visitas a los lugares de trabajo para ejercer una labor de vigilancia y supervisión del estado de las condiciones de trabajo y, a tal fin, acceder y comunicarse durante la jornada con la plantilla.
Informar y proponer al empresariado y plantilla, si procede, sobre la adopción de medidas de carácter preventivo para la mejora de los niveles de protección de la seguridad y la salud de los que trabajan, así como de la obligatoriedad en el cumplimento de las medidas preventivas cuya inobservancia se detecte.
Recomendar a los responsables del centro de trabajo la suspensión inmediata de trabajos por la existencia de peligros graves e inminentes para la vida o la salud de los que trabajan.
Informar al empresario cuando los trabajadores estén o puedan estar expuestos a un riesgo grave e inminente con ocasión de su trabajo en orden a que adopte las medidas establecidas en el artículo 21 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, trasladando igualmente dicha información al Servicio de Salud Laboral.

Para la correcta organización de la labor de los tres Delegados Territoriales de Prevención de La Rioja, que realizarán las visitas de forma conjunta, se crearán dos grupos de trabajo con la finalidad de realizar un seguimiento de las actuaciones llevadas a cabo y para establecer criterios operativos comunes con el Servicio de Salud Laboral. Además, se elaborará una memoria anual que recoja el resumen y balance de su actuación y que se presentará al Consejo Riojano de Seguridad y Salud en el Trabajo.

Para el Gobierno de La Rioja crear y poner en marcha esta nueva figura supone una muestra más de compromiso con un eje de acción prioritario para el Ejecutivo regional, que, en cumplimiento con el Acuerdo de Gobierno, implementa y fortalece las políticas de protección de la salud de los trabajadores y las trabajadoras mediante la prevención de los riesgos derivados de desarrollar su ocupación. Para ello, el Gobierno de Andreu actúa con hechos y dota de recursos, presupuesto y personal el eje destinado a luchar contra la siniestralidad laboral con una inversión de 2,4 millones de euros en este año 2022, lo que supone un aumento del 70 por ciento respecto a anteriores gobiernos. En concreto, para esta nueva figura, el Gobierno de La Rioja destina una partida de 300.000 euros anuales.

Y es que para el Ejecutivo regional resulta imprescindible concienciar a la sociedad sobre la importancia que tiene ofrecer entornos de trabajo seguros y saludables y promover el cumplimiento de la normativa. Porque prevenir es asunto de todos y para ello es imprescindible que los trabajadores y trabajadoras conozcan los protocolos de actuación, pero también que las empresas valoren la importancia que tiene la cultura de la prevención de riesgos laborales en los centros de trabajo, así como los planes de acción para revertir la posible exposición a los mismos. Porque los entornos de trabajo seguros y saludables es un asunto que debe implicarnos a todos y debe ser un logro común que, como sociedad, nos permita reducir la siniestralidad laboral.

Desde UGT La Rioja, el secretario de Salud Laboral, José Blanco, señala que el objetivo es que la puesta en marcha de los Delegados Territoriales de Prevención sirva para atenuar el crecimiento de la siniestralidad laboral en nuestra comunidad. Además, desde UGT apuestan por cumplir con los objetivos que se persiguen en el Plan, específicamente los asignados a esta nueva figura destinada a promover la colaboración y el asesoramiento necesarios para que exista cooperación y promoción entre las personas trabajadoras de la Seguridad y Salud en el trabajo y la labor de vigilancia y supervisión del cumplimiento de la normativa en prevención de riesgos laborales. Sobre este último asunto, UGT resalta todos los aspectos relativos a las especialidades de Seguridad en el Trabajo, Higiene Industrial, Ergonomía y Psicosociología Aplicada, y Medicina del Trabajo, “que deben tener la misma atención por parte de los Delegados”, incide Blanco.

Por su parte, CCOO La Rioja destaca que la figura del Delegado Territorial es una herramienta más para el cumplimiento del Plan Director para la Estrategia de Seguridad y Salud Laboral 2021-2023 y que su finalidad en las visitas es asesorar y colaborar para mejorar la acción preventiva sobre las personas trabajadoras para así revertir la tendencia al alza de la siniestralidad laboral. “El año pasado el 45 por ciento de la siniestralidad laboral en La Rioja fue en empresas de menos de 25 trabajadores. Esto nos sitúa ante un escenario, donde es necesario adoptar medidas inmediatas para la integración efectiva de la prevención de riesgos laborales en los centros de trabajo. Valoramos positivamente el refuerzo del Gobierno de La Rioja en recursos humanos y materiales dirigidos a mejorar la actividad preventiva en las empresas dando transversalidad a la perspectiva de género. Comenzamos así esta etapa con el convencimiento y la esperanza de que este proyecto nos lleve a reducir la siniestralidad e impulsar medidas preventivas efectivas que nos ayuden a mejorar las condiciones laborales de las personas trabajadoras”, aseguran desde CCOO La Rioja.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.