Los valles de Ocón, Jubera y Alto Cidacos se manifiestan conjuntamente en Logroño para la paralización de los megaparques energéticos en La Rioja

Los vecinos y vecinas de estos valles piden la asistencia masiva de toda la región a la manifestación para proteger el futuro de sus comarcas. La protesta comenzará frente al palacete del Gobierno de La Rioja a las 19:00.

Bajo el lema “Por un mundo rural vivo. ¡Renovables, así No!” se recorrerán las calles desde Vara de Rey hacia Muro de La Mata, María Zambrano, avda. de Portugal y Miguel Villanueva hasta llegar a ‘La Concha’ de El Espolón, donde se leerá un manifiesto común. Otros mensajes presentes durante la marcha serán “No son molinos, son gigantes”, “Ya producimos más de lo que consumimos”, “Geoparque, Sí; Megaparque, No” o los ya conocidos “La Rioja insostenible” o “No nos vamos, nos echan”.

A fin de llevar un protocolo Covid adecuado, los manifestantes caminarán en filas paralelas. Desde las columnas centrales, los integrantes determinarán los tiempos de la movilización, que está pensada para ser activa y dinámica. Durante el recorrido los participantes simularán una torre de alta tensión de 54 metros. En calidad de refugiados medioambientales, los protestantes también caminarán acompañados de sus maletas, como se ha hecho en previas manifestaciones.

Los seis macroparques planificados en la región, Jubera I, Jubera II, Aldealobos, Ausejo-Ocón, Valderrete y los Cruzados supondrían la instalación de 68 aerogeneradores de casi 200 metros, ‘solo superados en altura por las cuatro torres de Madrid’. Los organizadores de la marcha alegan que si se permite la construcción de estos megaparques, los molinos de viento quedarían a escasa distancia de las viviendas de la zona y crearían un gran impacto visual.

 Además, comprometerán la Reserva de La Biosfera y es incompatible con el futuro Geoparque Unesco, ya que los tendidos eléctricos partirán por la mitad pueblos enteros y atravesarán todo el territorio. El Geoparque Unesco es una iniciativa del Gobierno de La Rioja que presentó su candidatura al Senado y fue aprobado por el 100% del mismo. ‘La producción energética se produce muy lejos de donde se consume’, nos dice Angélica García Navarro, de la Plataforma por el Desarrollo Sostenible del Alto Cidacos.

 Como consecuencia de esto, se mermarán los espacios forestales, la flora y la fauna; se empobrecerán los cultivos agrícolas de viñedo, olivo, cereal o almendro y también afectará a la ganadería. Los recursos turísticos de La Rioja como el patrimonio paleontológico, arqueológico y arquitectónico también serán víctimas de este proyecto.

Todas estas consecuencias afectarán directamente a la población de las zonas mencionadas, ya que destruyen su modo de vida y actividad diaria, por lo que los habitantes de los pueblos tendrán que emigrar del ámbito rural en una Comunidad Autónoma en la que ya existe una crisis demográfica fuera de las principales ciudades. Los impulsores de esta protesta consideran que, bajo la etiqueta de una actividad renovable y sostenible, se oculta una realidad que pone en entredicho la sostenibilidad del proyecto.

Algunas de las empresas que están detrás de la construcción de los aerogeneradores son RETASA, financiada por la Caja Rural de Soria y la multinacional Enel Green Power Energy. Los organizadores alegan que se está produciendo un aumento de la producción energética en España pero no baja el precio de la luz. ‘Son lobbys en el ámbito energético’.

La Plataforma por el Desarrollo Sostenible del Alto Cidacos y la Plataforma por el Progreso Sostenible de las Tierras Orientales de La Rioja llevan luchando desde que conocieron el proyecto hace mes y medio por parar esta iniciativa. Para ello, el Valle del Jubera ya ha presentado sus alegaciones al Gobierno de La Rioja y el Alto Cidacos se encuentra en proceso de alegaciones hasta terminar el plazo, que finaliza la semana que viene. Pretenden llevar la lucha a nivel nacional, ya que es un problema que afecta a todas las Comunidades Autónomas de España, donde se están llevando a cabo proyectos energéticos similares que afectan al mundo rural en todo el Estado. Desde estas plataformas piden a las empresas que para esta o para futuras iniciativas que vayan a afectar de esta forma a la Comunidad incluyan en la planificación de dichos proyectos a la población que vaya a ser damnificada.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.