¿Merece la pena adquirir maquinaria por Leasing?

Cada día son más las empresas que optan por la opción de leasing a la hora de adquirir maquinaria. El contrato de tipo leasing consiste en que el arrendador cede el derecho a usar un bien, a cambio de un determinado pago de cuotas durante un plazo concreto. Una vez terminado ese plazo, el arrendatario puede comprar el bien arrendado pagando un precio estipulado, devolverlo o directamente renovar el contrato.

Si estás pensando en renovar o adquirir bienes para tu empresa te conviene tener un buen contrato de leasing maquinaria industrial. Este tipo de arrendamiento merece la pena fundamentalmente porque estarás disfrutando del uso de la maquinaria a un precio menor al que si la hubieras comprado directamente. Además, con el dinero que ganes con los equipos, estarás pagando las cuotas del contrato y cuando finalice el mismo, tendrás la posibilidad de comprar la maquinaria a un precio infinitamente menor a su coste. Además, si ves que existe maquinaria nueva, podrás renovar la existente de nuevo o seguir con la misma con otro contrato, si esta última opción es la que más te convence.

Ventajas del Leasing frente al alquiler o la compra

El leasing ayuda a las empresas a que puedan disfrutar del uso de la maquinaria sin tener que hacer un gran desembolso inicial. Gracias a este tipo de contrato, podrás financiar el cien por cien de la inversión pasado un cierto tiempo.

El leasing es un sistema de financiación ideal tanto para medianas como pequeñas empresas a la hora de poder ampliar tu capacidad productiva. 

Permite ir viendo al empresario si la maquinaria arrendada se adapta a las necesidades del negocio. Si la prueba de los bienes resulta positiva este podrá ejercer la opción de compra a cambio de un valor residual; y en caso de que el equipamiento no cumpla con sus necesidades podrá devolver el bien.

La amortización de la maquinaria arrendada se consigue de una forma bastante más rápida que si la comprara directamente. El leasing favorece la rotación de los equipos cada cierto tiempo. Si quieres contar siempre con la mejor y la más novedosa maquinaria, sin duda alguna este tipo de contrato es el más rentable.

A efectos de contabilidad, los bienes arrendados se añaden como parte del inmovilizado en el balance del arrendatario. Las cuotas mensuales de leasing se van pagando con los fondos que a su vez ha generado la explotación del equipo que se ha arrendado.

La mejor ventaja del leasing frente al alquiler es que este tipo de contrato permite importantes exenciones fiscales. Ten en cuenta que la carga financiera que se soporta constituye un gasto deducible fiscalmente.

Así mismo, el leasing es plenamente compatible con el alquiler convencional, puesto que no afecta a los límites de crédito de tu empresa, al no existir un endeudamiento propiamente dicho; ya que la maquinaria formaría parte de tus activos.

Como has podido comprobar, todo son ventajas a la hora de adquirir maquinaria industrial mediante leasing.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.