Montepedriza 2019, el primer viñedo único de Bodegas Valdelacierva

  • Singularidad, origen y fidelidad al paisaje definen los criterios de la gama de vinos únicos de la bodega riojana.
  • 100% garnacha, Montepedriza procede de una finca única en la localidad de Tudelilla.

Bodegas Valdelacierva lanza al mercado el primero de sus viñedos únicos: Montepedriza 2019. Este vino de garnacha procede de una finca única, localizada en Tudelilla, incluida en la categoría de singular por la DO. que da valor a parajes o terruños que aportan cualidades esenciales a aquellos vinos que se distinguen de los del resto de su comarca. Es el caso de Montepedriza 2019, un vino pleno de carácter que no solo refleja los rigurosos criterios de selección que aplica Valdelacierva a la hora de escoger las fincas con las que trabaja, sino también los procesos de vinificación y crianza que aplica la bodega para respetar el carácter de un viñedo único, sin pervertir su expresión.    

Montepedriza, el viñedo y el vino

100% garnacha, Montepedriza 2019, transmite la autenticidad y el cuidado de la tierra plasmando la delicadeza del lujo hecho a mano. Es un vino de producción artesanal, que refleja las características únicas de la finca, que solo puede elaborarse en partidas necesariamente limitadas.

La finca Montepedriza, en Tudelilla (Rioja Oriental), cuenta suelos pobres, cubiertos por cantos rodados. La alta capacidad de drenaje de estos suelos permite a las raíces de la vid penetrar en profundidad, lo que resulta especialmente beneficioso para el desarrollo del viñedo y, particularmente, para la variedad garnacha. La viña, equilibrada y con un vigor limitado, fue plantada en 1935 y ofrece rendimientos muy bajos: en torno a los 2400 kg/ha. (menos de la mitad de lo que permite el Consejo Regulador de la D.O.Ca. Rioja.

Todas estas características, sumadas a los cuidadosos procesos que aplica Valdelacierva para la elaboración de Montepedriza, determinan la excelencia de este gran tinto de garnacha riojano.

La vendimia es manual (en esta añada tuvo lugar durante la primera semana de octubre), los racimos se recogen en cajones y se transportan a la bodega en camión frigorífico. La vinificación tiene lugar en tinos de madera abiertos de 700 litros; y la crianza, en bocoyes de roble francés de 500 litros, se extiende durante 15 meses. Finalmente, el vino permanece 15 meses más en botella antes de salir de la bodega.

Montepedriza 2019 en la cata

De color rojo rubí intenso y brillante. Presenta aromas complejos y de gran intensidad, con predomino de notas florales y fruta negra. En copa bien aireada se perciben notas balsámicas que recuerdan a tomillo, hinojo y otras plantas aromáticas silvestres de monte. Bien integrada, la madera adquiere un segundo plano, proporcionando acentos torrefactos, de cacao y pimienta negra. El paco por boca es largo, con tanino marcado y redondo y sensaciones aterciopeladas. La entrada es potente y vertical, con una acidez bien marcada, agradable textura y final persistente.

Los Viñedos Únicos de Valdelacierva

En palabras de la Emma Villajos, Enóloga de Valdelacierva: “la singularidad es un concepto amplio, que cada cual puede comprender en términos distintos. En nuestra bodega llevamos trabajando muchos años en pos de la calidad y la singularidad de los vinos bajo principios muy rigurosos”. Profesional inquieta, de carácter dinámico, añade que “hemos preferido presentar al mercado los vinos procedentes de esos parajes singulares como ‘Viñedos Únicos’, porque apostamos por proseguir con nuestra trayectoria, estructurando la gama de vinos de acuerdo a nuestros propios estándares cualitativos y las metas y exigencias que nos hemos marcado.

Para Emma Villajos, enóloga y alma máter de Bodegas Valdelacierva, este tipo de elaboraciones no son novedad, ya que desde hace varias vendimias se ha encargado de trabajar y mimar cada una de las parcelas de las que proceden los vinos de la casa. Tal es así que esta profesional no ha hecho más que continuar aplicando con la misma pasión su filosofía en la elaboración de vinos con conceptos muy rigurosos en términos cualitativos, respetando la fidelidad al paisaje, las características de la finca y los rasgos de la variedad en ese terruño.

Es la elección de un camino propio, único, en busca de la mejor calidad y la singularidad mejor entendida”.

 Sobre Bodegas Valdelacierva

Valdelacierva es más que una bodega. Desde hace ya varios años el ADN de sus vinos tienen el valor, la autenticidad y el rasgo personal de cada una de las viñas de las que proceden sus vinos. Briñas, Baños de Ebro, San Vicente de la Sonsierra, Tudelilla… son las zonas más importantes donde están sus viñedos (es una de las bodegas de Rioja con más Viñedo Singular inscrito). La pasión por el respeto a la elaboración cuidada y al terruño hacen que Valdelacierva trabaje por la excelencia como actitud y no como resultado.

Pvp. 68 euros

Número de botellas: 1960

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.