“No consentirán” ataques infundados contra la Comunidad Educativa riojana

El Gobierno de La Rioja “no consentirá” en modo alguno los ataques y acusaciones infundadas contra la Comunidad Educativa de la región ni ninguno de sus miembros. La presidenta del Gobierno regional, Concha Andreu, y el consejero de Educación y Cultura, Luis Cacho, han resaltado en una comparecencia informativa que, de forma particular, las reiteradas acusaciones vertidas desde un colectivo ultraconservador “constituyen una absoluta falsedad y una difamación intolerable”. Ante ello, han enviado un mensaje de “apoyo incondicional a los profesionales de la educación riojana y de tranquilidad y serenidad para las familias, demandando su confianza en el sistema educativo riojano, que es bueno y garantista y no da ningún motivo para preocuparse por la calidad democrática, ética y psicopedagógica de la educación que reciben sus hijos”.

En este sentido, Concha Andreu ha explicado que “las acusaciones realizadas esta mañana por un colectivo ultraconservador contra el consejero de Educación y Cultura de La Rioja, contra el equipo directivo de un centro docente de esta comunidad y contra otras profesionales de la educación, constituyen una auténtica falsedad y una difamación intolerable”. Del mismo modo, ha reiterado que “la amenaza de emprender acciones legales con el único fin de amedrentar a docentes y profesionales de la educación riojana supone un ataque directo al derecho constitucional de libertad de cátedra, y este Gobierno no lo va a consentir”.

Así, ha concluido que “este Gobierno defenderá siempre la honorabilidad del trabajo realizado por docentes y profesionales en las aulas riojanas”, y ha lanzado a estos una petición: “No os amedrentéis, vuestro compromiso y trabajo son fundamentales para el avance de esta tierra y sus ciudadanos, y el Gobierno os va a defender con todos los recursos disponibles de todos los ataques infundados de colectivos extremistas”. La presidenta ha indicado también que las acusaciones calumniosas que se han recibido ya han sido trasladadas a los servicios jurídicos del Gobierno.

Mensaje de tranquilidad
Por su parte, el consejero de Educación y Cultura, Luis Cacho, ha insistido en el “mensaje de tranquilidad y serenidad a la comunidad educativa”, y en que la reclamación del colectivo ultraconservador amparándose en la Constitución carece de fundamento: “La educación sexual no es una materia de carácter moral, sino que es una cuestión de educación precisamente para el libre desarrollo de la personalidad e identidad afectivo sexual de cada persona, tal y como recoge precisamente el artículo 27.2 de la Constitución: para garantizar la libertad es para lo que se plantean actuaciones educativas en esta materia”.

Del mismo modo, Cacho ha realzado el valor de la Programación General Anual (PGA) de cada centro como herramienta en la que se recogen todas las actividades educativas de dicho centro, y ha señalado que su aprobación “pasa por diferentes procesos y supervisiones que son la verdadera garantía para las familias: sus contenidos son elaborados por profesionales y aprobados por el Consejo Escolar y Equipo Directivo, bajo la supervisión de los Equipos de Orientación Psicopedagógica de la Comunidad”. Asimismo, ha puntualizado que “para quienes no estén de acuerdo, somos garantes de la libertad de elección de centro: cada familia es libre de elegir, pero no tiene derecho a solicitar ni demandar e interferir en la organización de los centros, cuyo reglamento, aprobado en 2008, establece, además, que las actividades complementarias son obligatorias”.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.