Ohana Psicología explica la importancia de la corresponsabilidad para vivir en un ambiente igualitario y armónico

Cuando las personas comparten un espacio físico o sentimientos con otras es fundamental que cada una de ellas sea conciente de la importancia de la corresponsabilidad. Se trata de una norma de comportamiento que según los expertos ha derivado de la conceptualización de roles en el ámbito social y familiar. El término se emplea para definir una distribución de tareas y responsabilidades domésticas de forma equitativa y que implique por igual a todos los miembros del grupo. Los especialistas Ohana Psicología indican que lograr este equilibrio no solo es conciliación, sino conciliación con corresponsabilidad.

La importancia de la corresponsabilidad

Ohana Psicología es un centro de salud ubicado en Madrid que ofrece ayuda a las personas para que encuentren su equilibrio emocional y desarrollo personal. Sus especialistas subrayan la importancia de estos para obtener una mayor calidad de vida y relacionarse mejor con el entorno. Su práctica profesional se ubica dentro de la psicología cognitiva bajo un enfoque que definen como cognitivo-conductual.

En su sitio web estos profesionales abordan el tema de la corresponsabilidad dentro del entorno familiar y atribuyen su importancia a varios elementos. Uno de ellos es que la corresponsabilidad es fuente de independencia y autonomía para cada individuo. Del mismo modo, fomenta el respeto entre las personas que se relacionan entre sí.

La corresponsabilidad genera además un clima armónico que estimula los sentimientos de afecto y satisfacción personal. A su vez, estos sentimientos proporcionan una mayor calidad de vida y permiten liberar tiempo que se puede dedicar a actividades placenteras. No obstante, advierten que para generar una convivencia con corresponsabilidad hay que trabajar en ello.

Cómo trabajar la corresponsabilidad familiar

El equipo de Ohana Psicología dice que la corresponsabilidad parte de la adecuación de funciones que hace la pareja. Esta se basa en las responsabilidades que cada integrante asume en función de 3 razones; la equidad de género, la demanda de una mayor autonomía y la necesidad de dar una respuesta social.

En la web de Ohana Psicología, sus expertos amplían el significado de cada una de estas razones y detallan sus implicaciones en la vida cotidiana. La corresponsabilidad se traduce en la asignación equilibrada de las tareas del hogar, el cuidado de los hijos y el de otras personas dependientes.

También es el desarrollo de actividades que fomenten el bienestar personal y del entorno. Para ello, los expertos del centro exponen que es necesario fijar unas bases metodológicas con herramientas que sirvan para cambiar viejos hábitos. También que funcionen como estrategia con el fin de asumir nuevas responsabilidades dentro del ambiente familiar.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.