Para invertir en capital riesgo, ejecutivos y emprendedores se agrupan como business angels

Los business angels representan una palanca clave en el desarrollo social y económico gracias a su inversión en negocios emergentes, mayoritariamente disruptivos, germen del crecimiento de la economía. Como dice Paolo Gentiloni, Comisario de Economía de la UE, “los business angels son cruciales para fomentar las nuevas empresas en sus etapas más tempranas y vulnerables. Proporcionan un paquete único de financiación, tutoría y network”.

Sin duda, esta figura de los business angels cada día es más relevante y tiene un mayor atractivo entre ejecutivos y emprendedores. Las inversiones de business angels en la UE se incrementaron un 89,9 % del 2020 al 2021, según la EBAN, estableciendo un nuevo récord de 1.456M€. Esto supone el 49 % del mercado del Early Stage (empresas en etapa temprana) de capital riesgo. Por su parte, el número de business angels se incrementó un 22 % hasta los 39.410 en ese mismo período.

Unos de los atractivos más llamativos del mundo de los business angels son su interacción con las nuevas tecnologías y el entorno emprendedor, y el potencial retorno de sus inversiones. Este retorno puede ser realmente muy elevado en el caso de una inversión temprana en una empresa que termina liderando el mercado. Sin embargo, este escenario es más la excepción que la regla general. Muchos son los riesgos para gestionar por los business angels, sobre todo los “amateurs”, en su apuesta por la innovación. Estos son solo algunos de ellos:

Limitado deal-flow (oportunidades de inversión) disponible. La mayoría de las oportunidades en las que invierten provienen de exclusivamente de amigos, familiares, excompañeros de trabajo o Linked-In, sin acceso real a las mejores oportunidades del mercado nacional e internacional.

Escasa diversificación. La elevada morbilidad y mortalidad de las compañías en sus primeros años hace imprescindible construir una amplia cartera de 20-30 compañías, dependiendo de la madurez del porfolio, que muy pocos business angels pueden permitirse.

Escaso conocimiento de las diferentes industrias / tecnologías en las que se invierte. Una sola persona no puede abarcar todo el expertise necesario.

Falta de Due Diligence legal, comercial y tecnológico por falta de masa crítica de inversión, tiempo y conocimiento para realizar este tipo de comprobaciones esenciales antes de realizar la inversión.

Iliquidez. Las inversiones en start-ups son inversiones ilíquidas de largo plazo por definición. En general, los business angels no tienen acceso a mercados secundarios ni a otro tipo de instrumentos que faciliten cierta liquidez.

Desde hace ya muchos años, se han venido estableciendo grupos y redes de business angels para hacer frente a la falta de deal-flow de calidad. Sin embargo, los otros riesgos aún quedaban por resolver y el business angel ha tenido que seguir afrontándolos de forma individual o simplemente ha optado por asumirlos ante la imposibilidad de poder gestionarlos.

Hoy en día, ya existen nuevos modelos de grupos de business angels que permiten disfrutar del mundo del emprendimiento con la profesionalidad, conocimiento, metodología y herramientas necesarias. Esto ha hecho proliferar internacionalmente la formación de estos grupos, compuestos principalmente por ejecutivos de grandes empresas y emprendedores, que quieren devolver a la sociedad parte de lo recibido invirtiendo una pequeña parte de su tiempo y dinero. Eso sí, minimizando los riesgos.

COREangels EnterpriseTech es un claro ejemplo. Se trata de un nuevo grupo de business angels con foco en start-ups tecnológicas B2B en Europa y EEUU que cuenta con su propio equipo gestor y el apoyo directo de COREangels Internacional. Como señala Jorge Martínez-Arroyo, cofundador de COREangels EnterpriseTech, “Debemos exigirnos un nivel de profesionalidad como business angels mucho mayor que el que exigimos a las oportunidades que valoramos. Es la mejor manera de maximizar el crecimiento de nuestro entorno y el rendimiento de nuestros recursos”.

Cuanto mayor profesionalidad y cobertura ofrezcan los nuevos grupos de business angels, mayor será su crecimiento y el de la economía. Sin duda, es una muy buena noticia que estos superhéroes sin capa cuenten con mayores poderes en su lucha por la innovación y el emprendimiento.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.