Proponen la cesión de poblaciones abandonadas para el asentamiento de refugiados sirios

Feria del Esparrago de Dicastillo

Voluntarios de ACNUR ayudando a refugiados en Europa

La crisis de refugiados sirios muestra la capacidad de compromiso y solidaridad de la sociedad riojana

Logroño, 2 de julio de 2018

Un grupo de ciudadanos ha propuesto la cesión de poblaciones abandonadas para el asentamiento de refugiados sirios.  Estas personas recuerdan que existen emplazamientos abandonados en numerosos enclaves que con poco presupuesto y voluntariado podrían albergar a muchas familias sirias.

Y es que la crisis de refugiados sirios muestra la capacidad de compromiso y solidaridad de la sociedad riojana  y de toda la sociedad española.  No en vano, los datos de refugiados en 2017 continúan una tendencia de cinco años de aumento en el desplazamiento en el mundo.

Según datos de ACNUR, cada minuto, 31 personas tienen que huir de su hogar, lo que significa que 1 de cada 110 seres humanos no puede volver a casa.

Además pese a lo que pudiera pensarse, la mayoría de refugiados no viven en países de la Unión Europea, ya que el 85% de los refugiados viven en países en vías de desarrollo, y países como Turquía, Pakistán, Uganda, Líbano e Irán son los que más refugiados acogen de todo el planeta.Líbano es el país con mayor proporción de refugiados: 1 de cada 6 personas en el país y más de la mitad son niños.

Pese a las buenas palabras, el año pasado no se llegó a recaudar ni el 60% de los fondos necesarios para proporcionar alimentos, agua, educación o sanidad a quienes lo han perdido todo. Si en 2016 huyeron 20 personas por minuto, este año la cifra aumenta en más de la mitad. 31 personas se vieron obligadas a abandonar sus casas cada 60 segundos.

Las guerras de Sudán del Sur y Siria, sumadas al repunte de la violencia contra los rohingya en Myanmar en la segunda mitad de año son las principales causas del elevado auge de estos datos.

Mientras, un acuerdo de paz en alguna de las 5 mayores crisis humanitarias reduciría radicalmente estas cifras, ACNUR sigue trabajando sin descanso para entregar ayuda. Así, en 2017, ACNUR entregó casi 3 millones de mantas para protegerse de las bajas temperaturas del invierno en Siria, Irak o Ucrania, 2,4 millones de colchonetas para dormir; 1,1 millones de bidones de agua para transportar agua en países afectados por sequías como Somalia; más de 800.000 lámparas solares para reducir el riesgo de asaltos sexuales por la noche; o más de medio millón de mosquiteras.

La población española está en el noveno puesto de los donantes de ACNUR en todo el mundo, y el año pasado se consiguió enviar casi 81 millones de euros para refugiados y desplazados. Realizar una donación de ayuda humanitaria es más sencillo de lo que parece y el año pasado más de 2 millones de personas en el mundo donaron para los refugiados y desplazados con ACNUR en 2017. Solo en España, actualmente se han superado los 480.000 socios regulares.

Sólo los gobiernos de países como Estados Unidos, Alemania, la Unión Europea o Japón superaron nuestra ayuda.

 

 

 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.