Psicólogos en Bilbao para el malestar laboral, ¿Cómo combatir la ansiedad y la depresión en el trabajo?

El trabajo es una de las partes más importantes del día a día, sobre todo, por las horas que se dedican. En el caso de sentirse sola, querer mejorar las relaciones laborales y no saber cómo, los psicólogos en Bilbao para la ansiedad y depresión de Izeia Psicología Bilbao pueden ser grandes aliados para lidiar con este y otros problemas relacionados.

Psicólogo en Bilbao para la ansiedad y depresión en el trabajo

No hay un único factor que desencadene un estado de ansiedad y depresión. De hecho, estos trastornos suelen producirse por la combinación de factores emocionales, genéticos y médicos.

El lugar de trabajo tiende a ser un desencadenante que puede hacer experimentar ansiedad y depresión, especialmente, cuando no se dispone de los recursos necesarios para realizar un cometido con eficacia. Asimismo, los compañeros o líderes tóxicos con comportamientos abusivos suelen ser personas que condicionan el día a día.

Del mismo modo, si se siente que el salario es insuficiente para todo lo que se hace, no se está a gusto en la industria para la que se trabaja, una persona se siente atrapada, es normal sentir ansiedad. Esto es algo que también puede suceder al cambiar de trabajo por el miedo a no cumplir con las expectativas que se tengan. Lo desconocido siempre es un factor estresante, más si cabe cuando se siente la presión de que hay que obtener resultados óptimos con rapidez.

Acudir a un psicólogo en Bilbao para tratar la ansiedad laboral y depresión es una de las soluciones más efectivas. Quizás la persona se sienta como un bicho raro cuando analiza sus sentimientos y emociones, pero esta sensación, en realidad, es algo que sucede con cierta frecuencia. En ese sentido, las tácticas para manejar estas situaciones dependen de muchos factores.

Señales que indican que se sufre ansiedad o depresión en el trabajo

En el caso de la ansiedad laboral, los síntomas habituales que se observan como psicólogos en Bilbao para la ansiedad son: la preocupación persistente de que algo malo pueda ocurrir, el miedo a tomar la decisión equivocada o la obsesión con la rutina, lo que suele provocar un excesivo control sobre el espacio, tareas o responsabilidades. Además, también se destacan los problemas para concentrarse y sensación de que se pone la menta en blanco o el nerviosismo e intranquilidad, con la necesidad de tener que moverse. Por otro lado, cuando se habla de depresión en el trabajo, los indicios más comunes son: las ausencias recurrentes, por enfermedad o por excusas, los problemas de concentración, confusión y estados de desesperación o los incumplimientos de objetivos y plazos de entrega, incluidas las llamadas telefónicas y las reuniones.

Además, también se recalca como síntoma el sentimiento depresivo en el trabajo. Si la actividad laboral es la causa de la depresión, la sensación de agobio solamente se padecerá si se está en el puesto de trabajo. Esto es posible cuando lo que desencadena esa sensación o sentimiento es el trabajo. 

Otras posibles causas son la discriminación, el hostigamiento, el acoso o el abuso son algunos de los problemas más graves que se pueden sufrir durante la actividad laboral. Como consecuencia, se generan sentimientos de ansiedad y depresión que es necesario tratar. La tristeza por el trabajo puede extrapolarse a otros ámbitos. También se destaca la fatiga y falta de energía, ya que si no se tiene energía para realizar un cometido y se está cansada todo el tiempo, seguramente, sea un síntoma de depresión.

Ante una situación como esta, lo normal es que la tristeza se apodere de la persona. Así, si un individuo se siente identificado con algunos de los puntos anteriores, acudir a un psicólogo en Bilbao para la ansiedad y depresión, será una gran idea porque le permitirá estar mejor consigo misma, pero también con los demás de forma duradera y autónoma.

Causas que producen ansiedad y depresión en el trabajo

No solo hay una causa que puede llevar a sufrir ansiedad y depresión en el trabajo. Pero sí se pueden señalar las más habituales.

Estrés

Es normal padecer un período de estrés puntual en el trabajo. Sin embargo, cuando este es excesivo o se cronifica, puede provocar síntomas relacionados con la ansiedad y la depresión.

Carga de trabajo excesiva

Tener demasiadas responsabilidades o desarrollar diferentes tareas podría desencadenar estrés y ansiedad. Además, esto se añade al denominado burnout o “estar quemado”. Es decir, que cada vez se tiene menos capacidad de soportar los problemas que suceden durante la jornada laboral.

Falta de propósito o significado

Está relacionado directamente con la motivación. Cuando una persona no se siente realizada, pero sí estancada, puede desarrollar síntomas de depresión. Es algo habitual desempeñarse la misma actividad durante varios años en una misma empresa.

Abuso

Las experiencias traumáticas y estresantes puntuales o continuadas como, por ejemplo, el mobbing pueden llevar al estrés, la ansiedad y la depresión. Si una persona se siente acosada o siente que abusan de ella en el lugar de trabajo, es normal que se experimenten estas patologías.

Incertidumbre

El temor a perder el empleo o los cambios inesperados en cuanto a responsabilidades y tareas pueden provocar ansiedad y depresión. También podría ser una causa la falta de control de una situación ante incesantes demandas de los clientes o los jefes.

Falta de apoyo

No tener una red de apoyo o un buen ambiente laboral también puede contribuir a padecer ansiedad y depresión.

Mala comunicación

Los malentendidos suelen multiplicar los conflictos y problemas. Además, suelen ser los responsables de generar un ambiente de trabajo tóxico y tenso.

Frustración

Un salario que no vaya acorde a las demandas y responsabilidades exigidas también afectará al ánimo y a la motivación. Por tanto, podría dar lugar a síntomas relacionados con la ansiedad y la depresión.

Aprender a gestionar las relaciones laborales

Manejar las situaciones anteriores con serenidad y de un modo positivo no es sencillo. Por ello, desde el gabinete de Izeia Psicología en Bilbao buscan ayudar a todas las personas. Por ejemplo, recomiendan empezar a reducir las discusiones constantes con la gente, sobre todo, con los más allegados. Del mismo modo, se debe hacer todo lo posible por mejorar las relaciones con los compañer@s de trabajo. Este punto es importante matizarlo porque no quiere decir que se tenga que hacer todo lo que dicen.

Soluciones para combatir la ansiedad y la depresión en el trabajo

¿Qué se puede hacer para superar la ansiedad y la depresión en el trabajo y mejorar el estado de ánimo si no se puede o no se quiere cambiar de empleo? Algunas de las soluciones por las que se puede apostar son:

Mejorar la work-life balance

Es decir, hay que poner límites claros entre la vida personal y el trabajo. Un ejemplo puede ser dejar de hablar de temas relacionados con el trabajo cuando se acabe la jornada.

Aceptar la realidad

No tiene por qué gustar todo en el entorno laboral. Todo tiene sus pros y sus contras, pero, sobre todo, hay que tener claro que no hay un trabajo perfecto.

Organizar el día

La organización puede ser la clave que se necesita para salir de ese pozo en el que se está. Eso sí, hay que hacerlo de forma realista, planificando y bloqueando las horas que se dedicarán a cada tarea y enfocándose en cada una de ellas. Esta es una de las mejores formas de evitar distracciones y el descontrol que puede generar estrés y ansiedad.

Dejar espacio para el descanso

Hay que recordar planificar el descanso durante la jornada, además del ocio. Es una forma de mejorar la salud física y mental. 

Dormir bien

El sueño reduce los niveles de cortisol, mejora el estado de ánimo, reduce la ansiedad y mejora la capacidad cognitiva. Por eso, se debe intentar tener una rutina de sueño adecuada donde se dedique al descanso nocturno entre 7 y 9 horas diarias.

Meditar

La meditación es efectiva y aporta numerosos beneficios para la salud como, por ejemplo, reducir el estrés y la ansiedad.

Practicar la respiración diafragmática

Esta técnica de respiración puede ayudar con la sintomatología asociada a la depresión y la ansiedad en el trabajo. Así, se debe ayudar a relajar el cuerpo y la mente al tiempo que mejora el estado de ánimo y reduce el estrés. Además, hay que hacerlo de forma diaria y consciente para que su efecto sea el adecuado.

Psicólogo en Bilbao

El método de psicología que se utiliza en las instalaciones de Bilbao de Izeia Psicología es una manera sencilla y eficaz de lidiar con la ansiedad y la depresión en el trabajo. Al centro de psicología en Bilbao acuden muchas personas que tienen que afrontar y enfrentar estas situaciones, entre otros, con los siguientes síntomas: ganas de llorar, impotencia, malestar emocional y físico, angustia, falta de sueño, taquicardias o crisis de pánico.

Si una persona se siente identificada con lo anterior, estos psicólogos en Bilbao para la ansiedad y depresión pueden ayudarla a comunicar de forma asertiva, gestionar las relaciones laborales/interpersonales con eficacia y obtener herramientas sociales con las que gestionar la ansiedad/depresión.

En las sesiones de una hora se tendrá a disposición una dedicación 100 % donde se podrá realizar infinidad de preguntas y se tomará conciencia de la situación. Asimismo, están comprometidos con el acompañamiento a los pacientes para que entiendan el origen del problema y su situación.

Como psicólogos en Bilbao para la ansiedad y depresión, ofrecen el asesoramiento que se necesita para que se hable del problema con un profesional. También elaboran un plan de acción con el que se podrá experimentar una notable mejoría.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.