¿Qué es una PAS y cuáles son sus rasgos de personalidad?

Publicidad

Mucha gente tiende a confundir a una persona muy sensible con una persona muy débil, débil y frágil.

Sin embargo, las PAS – Personas altamente sensibles son aquellas con un Sistema Nervioso más sensible que el promedio.

Serena es un centro de psicología femenina en línea que busca mejorar el bienestar emocional de las mujeres a través de las videoconferencias, con la ayuda de un equipo de más de 15 psicólogas con más de 10 años de experiencia con el objetivo de brindar una atención psicológica de calidad.

¿Qué es una PAS?

De acuerdo a las estadísticas, la alta sensibilidad está presente en aproximadamente un 20 % de la población mundial, tanto en hombres como mujeres. Expertos explican que una persona altamente sensible es un ser humano que percibe los estímulos negativos de manera muy intensa, no obstante es susceptible a los efectos beneficiosos del entorno, como sonidos agradables o gestos de cercanía.

Son personas que cuentan con un Sistema Nervioso más fino, es decir, tienen un mayor desarrollo de sus capacidades de percibir, sentir, analizar, recibir, integrar y responder ante estímulos internos y externos que se les presentan.

Contrario a lo que se cree, no está catalogado como un trastorno o diagnóstico de salud mental. Es un rasgo de personalidad innato y hereditario, que forma parte de la estructura de personalidad de las personas.

Cuáles son los rasgos de una persona altamente sensible

Una persona que tenga alta sensibilidad suele reflexionar constantemente sobre los temas en general, dándole muchas vueltas para una mejor comprensión. Es una tendencia que tiene de procesar toda la información de manera profunda e intensa.

También puede llegar a sentirse saturada y sobreestimulada cuando debe procesar mucha información a la vez, tanto emocional como sensorial. Esto se debe a que una persona altamente sensible cuenta con un sistema neurosensorial más fino de lo común, de modo que la cantidad de información recibida es mayor que la de una persona promedio.

Por otra parte, una persona altamente sensible es emocional, es decir, se emociona fácilmente ante diversas sensaciones y situaciones, ya que su manera de experimentar las emociones es intensa y está muy ligada a la empatía.

Por último, una persona con alta sensibilidad es, de manera general, sensible. No solo en sus cinco sentidos, sino también a los cambios en el entorno o en el estado emocional de personas que están a su alrededor.

Las personas altamente sensibles tienden a asustarse fácilmente, a tener la necesidad de caer bien a los demás, a evitar conflictos, sentirse abrumadas al estar rodeadas de mucha gente y a ser detallistas, intuitivos, perfeccionistas y empáticos.

Aún existe un gran desconocimiento sobre este rasgo de personalidad. Es por ello que cada vez son más los centros de psicología que buscan ayudar a las PAS con su gestión emocional a través de sesiones con psicólogos especialistas en personas altamente sensibles, como es el caso del Centro Serena Psicología.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.