Rioja declara Los Danzadores de Anguiano como Bien de Interés Cultural (BIC) de carácter inmaterial

Publicidad

Los Danzadores de Anguiano son merecedoras de esta declaración por dos cuestiones: los orígenes de esta manifestación festiva de la cultura popular que la convierten en la más antigua de La Rioja y la singularidad de la Danza de los Zancos en sí, ya que no existe ninguna semejante en el territorio nacional

Anguiano es un municipio que cuenta con un interesante Patrimonio Histórico-Artístico, de índole civil y religiosa, parte de éste declarado como de especial protección. Sin embargo esta localidad es fundamentalmente conocida en el ámbito nacional e internacional por una manifestación de la Cultura Popular de carácter religioso como es la tradicional Danza de los Zancos, cuya primera alusión escrita data de 1603, y que se lleva a cabo en las Fiestas de la Magdalena, los días 21, 22 y 23 de julio, y en Acción de Gracias, durante el último fin de semana de septiembre, aglutinando en el pueblo a visitantes nacionales e internacionales con gran cobertura mediática.

En dicha danza, ocho hombres vestidos para la ocasión con un traje compuesto de camisa, chaleco y falda amplia, subidos a sus zancos, bajan girando sobre sí mismos a gran velocidad y tocando las castañuelas siete escalones que tienen su inicio en la Plaza de ‘la Obra’ y termina en la calle Alta, para continuar descendiendo la llamada Cuesta de los Danzadores. A este grupo de hombres se une, en el pasacalles, la figura del cachiberrio, el único que no lleva zancos ni baja las cuestas, y que recita versos de composición sencilla a Santa Magdalena y de corte satírico a vecinos y autoridades.

Este rito de orígenes desconocidos en honor a la Virgen de la Magdalena, une al pueblo de Anguiano generando una raigambre social y una clara identificación de sus gentes con la Danza y, por supuesto, con los danzadores.

Según la definición adoptada en 2003 en la Convención para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO, «este patrimonio cultural inmaterial, que se transmite de generación en generación, es recreado constantemente por las comunidades y grupos en función de su entorno, su interacción con la naturaleza y su historia, infundiéndoles un sentimiento de identidad y continuidad, y contribuyendo así a promover el respeto a la diversidad cultural y la creatividad humana».

Protección del BIC

La protección de Los Danzadores de Anguiano se concreta, principalmente, en la realización de las labores de investigación, descripción y divulgación de todo tipo, dirigidas siempre a la conservación documental, a la transmisión intergeneracional y al fomento del aprecio de los valores que esta realidad cultural entraña.

118 BIC en La Rioja

En La Rioja existen 118 bienes declarados BIC y, de ellos, 5 son de carácter inmaterial: el Milagro del Gallo y la Gallina, de Santo Domingo de la Calzada (2014), las Crónicas Najerenses, de Nájera (2015), el Señorío del Solar de Tejada y su Junta de Caballeros y Damas Hijosdalgo, de Laguna de Cameros (2016); los Disciplinantes, de San Vicente de la Sonsierra (2016); y la Jota Riojana (2017).

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.