Salud reduce más de un 16% el tiempo de espera quirúrgica en los tres primeros meses del Plan de Choque

La consejera de Salud y Políticas Sociales, María Martín, y el gerente del Servicio Riojano de Salud, Jesús Álvarez, han comparecido hoy, día 11, en rueda de prensa para dar cuenta de los primeros resultados del Plan de Choque puesto en marcha en el mes de septiembre para reconducir las listas de espera quirúrgicas que “encontramos disparadas”.

Así lo ha señalado Martín, recordando que la demora media cuando se produjo el cambio de Gerencia en el SERIS estaba en torno a 120 días, cuando en 2019 –la anterior etapa en la que fue responsable de la Sanidad pública riojana- oscilaba sobre los 40 días.

Ante esta situación la Consejería, con la nueva Gerencia del SERIS constituida, impulsó en agosto una serie de actuaciones que han logrado en algo más de tres meses reducir en un 16,4% la demora media en operaciones quirúrgicas, pasando de 123 días a mitad de agosto a 102,8 el 30 de noviembre. Además, los pacientes con más de 100 días de espera han disminuido un 22,24% (3.521 frente a los 4.528 del mes de agosto). Por su parte, la lista de espera con más de 300 días, se ha reducido un 25,87% (278 respecto a 375).

En total, hace tres meses 9.449 personas estaban esperando ser llamadas para una intervención quirúrgica, cuando en estos momentos son un 8,2% menos, 8.674. “Una cifra –ha señalado María Martín- todavía muy alta, que tenemos muy presente todos los días porque cada una de estas personas tiene un problema muy importante que somos conscientes que nosotros debemos resolverle”.

El reto es complicado tanto por la situación de partida como por el incremento de la demanda. Así lo demuestra otro de los parámetros ofrecidos por la consejera y el gerente del SERIS: En lo que a la actividad quirúrgica se refiere y tomando como referencia los mismos meses del 2022 y de éste 2023, se observa que entre agosto y noviembre se han realizado 9.433 operaciones (repartidas en cirugía con ingreso, mayor ambulatoria y urgente) frente a las 8.227 del mismo periodo del año pasado. Además de este aumento de la actividad, hay que tener en cuenta la época del año en la que nos encontramos, vacaciones navideñas y una mayor presión asistencial por procesos asociados al frío.

En este contexto, con la responsabilidad de tener que hacer frente a una demora disparada y con una población que cada vez demanda más atención al sistema, el Gobierno impulsó el 16 de agosto el Plan de Choque con una serie de medidas que están dando los resultados esperados. “Aún estamos lejos del objetivo, pero los datos avalan el modelo de Sanidad pública que queremos implantar. Un modelo en el que debe primar la buena gestión centrada en la persona; en el que vamos a emplear todos los recursos que el sistema tiene a su alcance para ofrecer un servicio equitativo, universal, accesible y de calidad”.

Plan de Choque de atención sanitaria

La consejera ha recordado las acciones concretas que constituyen el Plan de Choque, dirigidas tanto a la actividad quirúrgica como a descongestionar las Urgencias y agilizar las consultas especializadas. De estas medidas, algunas ya han sido implantadas y otras comenzarán el 1 de enero:

Incremento de la actividad quirúrgica por las tardes y los fines de semana. Optimización de los recursos propios para especialidades que acumulan más retrasos: Oftalmología, Cirugía mayor ambulatoria, Extracción de cordales, Cirugía menor ano-rectal, Salud bucodental o Traumatología.

Apertura de controles con habitaciones de uso doble en el Hospital San Pedro para afrontar la actividad quirúrgica extraordinaria.

Derivación de los accidentes leves a otros centros, cubiertos por las compañías aseguradoras de los conductores.

Incremento de módulos de actividad adicional voluntaria para personal médico y de enfermería exento de guardias (mayores de 55 años, por razón de maternidad/paternidad, por cuidado de familiares…)

Contratación de medios externos para durante 2024 practicar 2.050 intervenciones en seis de las especialidades de mayor demora: Traumatología, Urología, Cirugía general, Oftalmología, Columna-neurocirugía y Vascular.

Incremento presupuestario: El Presupuesto para 2024 asciende a 604,45 millones, un 5,66% más respecto al año actual, con refuerzo de profesionales y mayores inversiones en todos los niveles asistenciales.

“Vamos a seguir implementando todos los recursos a nuestro alcance para que, desde la sanidad pública, costeada con los impuestos de todos los riojanos, podamos darles el servicio que merecen”, ha resumido María Martín. A su vez, ha anunciado que, en este contexto, tanto desde la Consejería como desde la Gerencia del SERIS, se sigue trabajando en nuevas líneas para lograr este objetivo, “siempre contando con la opinión y yendo de la mano con los excelentes profesionales sanitarios de que dispone La Rioja”.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.