Según INE, hay 1.139 viviendas turísticas en La Rioja

Recorrer los viñedos en bicicleta, convertirse en viticultor por un día o dar paseos en globo sobre los campos de cultivo. Durante el transcurso de este año, las posibilidades que viene ofreciendo el enoturismo en España son diversas. 

En este contexto, regiones como La Rioja están sacando partido de su potencial como generador de empleo y actividad económica, y supone también una nueva oportunidad para el sector del alquiler vacacional. 

A pesar de las consecuencias que ha generado la pandemia de la COVID-19, el sector espera con optimismo la vuelta a la normalidad. 

Según el informe anual del Observatorio Turístico de la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin), las bodegas y museos que integran las Rutas del Vino de España recibieron la visita de más tres millones de personas en 2019, un 3.9 % más que el año anterior.

Dentro de este boom turístico La Rioja ocupa un lugar privilegiado. Aunque las rutas de La Rioja Alta, La Rioja Orienta y La Rioja Alavesa se vieron superadas por las de Jerez (568.997 visitantes) y el Penedes (370.556 visitantes), la región se posicionó como el primer destino enoturístico, sumando un total de 860.000 visitantes, es decir, un 6 % más que en 2018.

Junto con el enoturismo, la producción de vino constituye uno de los ejes estratégicos para la puesta en valor de la región en el mercado nacional e internacional. Por categorías, y dentro del ámbito nacional, La Rioja produce anualmente un 15 % de vino blanco y un 85 % de vino tinto. En total, la producción media anual equivale a 336 millones de litros.

También cabe destacar que en el mercado internacional las reservas y grandes reservas asumieron una función dinamizadora de ventas con crecimientos del 18 % y 22 %, respectivamente. 

El informe anual también mencionó su Análisis de la demanda turística Rutas del Vino de España 2019-2020, en el que los encuestados situaron las rutas de Rioja Alta y Rioja Alavesa entre las cuatro primeras que más deseaban visitar en un futuro no lejano.

El alquiler vacacional como segunda opción 

Según el informe de ACEVIN, el 63 % de los turistas se quedaron a dormir en el lugar que visitaron en 2020. De este factor, indica la investigación, va a depender el crecimiento que el enoturismo pueda suponer para los alojamientos turísticos de La Rioja

Los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) concluyeron que en La Rioja existían en agosto de 2020 un total de 1.139 viviendas turísticas. Asimismo, la Asociación Riojana de Alquiler de Viviendas para el Turismo (Arvutur) calculó que alrededor de 650 se encuentran ubicadas en Logroño.

En el año 2019, los alojamientos rurales y turísticos fueron la segunda opción para un 28 % de turistas, que prefirieron como primera opción los alojamientos de cuatro estrellas.

Aunque en el 2020 las restricciones sanitarias afectaron la llegada de turistas extranjeros a España, el sector se vio beneficiado por el aumento del interés en el turismo rural. 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.