Traslado a talleres, por parte de la Fundación del Patrimonio Ferroviario, del histórico furgón del Estado WSF-2

Publicidad

Tras las recientes conversaciones desarrolladas en torno a su definitiva restauración, ha sido trasladada a talleres una de las piezas históricas más significativas de las que dispone la Fundación del Patrimonio Ferroviario. Se trata de un vehículo de un emblemático valor patrimonial, por ser el único conocido que se conserva del parque de explotación ferroviario del que dispuso en su día el Estado para prestar servicio en aquellas líneas bajo su titularidad y su gestión. En este caso concreto, fue un vehículo originalmente empleado en la explotación de la línea férrea entre Murcia, Mula y Caravaca.

Este furgón de servicio, de dos ejes, utilizado también como vagón de socorro, fue construido a encargo del Gobierno, en el año 1929, por la prestigiosa firma constructora vasca Talleres de Miravalles, Palencia e Ibaizabal, de Miravalles (Vizcaya). Su matrícula estatal fue WSF-2.

Tras la constitución de la sociedad estatal Red Nacional de los Ferrocarriles Españoles (RENFE), en el año 1941, el vehículo quedó integrado en el parque general de la nueva empresa pública, con lo que, en años sucesivos, pasó también a prestar servicio en líneas diferentes a la de su procedencia. Hay que tener presente, a este respecto, que el Estado había aportado a dicha Red Nacional todas aquellas líneas de las que había sido titular hasta antes de la Guerra Civil (Ripoll-Puigcerdá, Betanzos-Ferrol, etc.).

Como ya hizo público la Fundación en su momento, con motivo de la adquisición de esta histórica pieza, el estado de conservación de los elementos estructurales del furgón es muy bueno, hallándose completo en sus diferentes elementos y en un estado general más que aceptable. No lo es tanto, sin embargo, el de varias partes de su caja de madera, la cual sufre siempre mucho más la acción de los agentes climatológicos, tanto en este como en otros casos. Nada de ello, no obstante, se encuentra peor que en otras ocasiones similares en relación con otros vehículos, por lo que el conjunto del vagón es perfectamente recuperable.

Ahora, y tras las citadas conversaciones mantenidas a este respecto, se ha alcanzado un acuerdo definitivo con la Sociedad Española de Actuaciones Mecánicas (SEAM), a la que la Fundación del Patrimonio Ferroviario encarga habitualmente sus actuaciones en este terreno. Será en virtud de dicho acuerdo que dicha sociedad, especializada en la restauración de material histórico, se haga cargo de los trabajos destinados a devolver a su estado original tan histórica pieza del patrimonio cultural español.

Como en todos los casos de vehículos gestionados por la citada Fundación, dicha restauración va a tener un carácter totalmente funcional, a fin de que el vehículo pueda quedar plenamente operativo y pueda pasar a circular por las diferentes líneas férreas. A tal fin, el furgón ha abandonado ahora la ubicación provisional que se le asignó inicialmente tras su preservación, y en la que ha permanecido hasta este momento, partiendo con destino a talleres, a fin de que puedan iniciarse cuanto antes los trabajos previstos.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.