Una mayor cantidad de familias se amparan en la Ley de Segunda Oportunidad para hacer frente a los problemas económicos

Publicidad

En los últimos años, España ha experimentado un aumento significativo en el número de personas que buscan alivio a través de la Ley de Segunda Oportunidad. Esta legislación, implementada en 2015, ha ofrecido a los ciudadanos endeudados una vía para liberarse de las cargas financieras y empezar de nuevo, al permitir al titular cancelar o renegociar sus deudas en plazos más adecuados a su economía actual.

En la actualidad, el sobrendeudamiento de las familias españolas es una preocupación destacada en el panorama económico y social. Aunque España ha experimentado una recuperación económica tras la crisis financiera de 2008, muchas familias aún enfrentan desafíos relacionados con la deuda. El sobrendeudamiento, entendido como la situación en la que los compromisos financieros superan la capacidad de pago de una familia, tiene diversas causas y repercusiones que es crucial abordar.

Causas del sobrendeudamiento

Herencia de la crisis financiera: la crisis económica dejó un legado de desempleo, pérdida de ingresos y caída del valor de la vivienda, factores que contribuyeron a la acumulación de deudas en muchas familias.

Desigualdad socioeconómica: la brecha entre los ingresos y los costes de vida, combinada con la falta de acceso equitativo a oportunidades económicas, ha dejado a algunas familias más vulnerables al sobrendeudamiento.

Facilidad de acceso al crédito: la disponibilidad fácil de crédito, a veces con condiciones poco claras, ha llevado a que algunas familias se endeuden más allá de sus posibilidades de pago.

Gastos inesperados: eventos imprevistos, como problemas de salud o reparaciones urgentes en el hogar, pueden generar deudas adicionales y agravar la situación financiera de las familias.

Aumenta el número de personas que aplican a la Ley de Segunda Oportunidad

Durante el primer año de su aprobación, aproximadamente 2.000 personas se apegaron a esta, y en los últimos años se ha visto un aumento de hasta el 1.000 %, ya que aproximadamente 20.500 personas han iniciado el proceso. Además, en datos recientes, se evidencia que la edad media de los deudores es de los 50 años. Esto quiere decir que las personas menores de 30 no están optando por préstamos con entidades públicas e independientes.

De hecho, el 60 % de los consumidores en España están sobre endeudados, mientras que el 75 % ha presentado algún retraso en sus obligaciones financieras. Entre estos, el promedio de la deuda suele rondar los 2.500 euros. Este constante aumento ha generado que cada vez más personas acudan a la ley de segunda oportunidad para mejorar su situación económica.

Requisitos y procedimiento para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad

Aunque la Ley de Segunda Oportunidad fue aprobada en el 2015, hay muchas personas que desconocen los pasos a seguir para disfrutar de sus beneficios.

Primero, es importante conocer que con esta ley se puede cancelar hasta un máximo de 10.000 € con Hacienda, y la misma cantidad con la Seguridad Social. Además, existe la posibilidad de renegociar deudas específicas que superen esta cantidad, así cómo llegar a un acuerdo de pago, evitando el aumento de intereses, penalizaciones o embargos. Ahora bien, entre los requisitos, es importante que el deudor tenga la capacidad de demostrar que no cuenta con el patrimonio suficiente para hacerle frente a su deuda.

Asimismo, este debe ser de buena fe, lo cual quiere decir que no puede haber sido declarado culpable en sentencias de tipo de calificación del concurso de un tercero o delitos económicos o de patrimonio en los últimos 10 años. Dependiendo también de la entidad financiera y de los aspectos de la deuda acumulada, esta no debe superar los 5 millones de euros.

Para lograr una reducción significativa y recibir los beneficios de la Ley de Segunda Oportunidad, hay que contar con la asesoría de un equipo experto como Cerciora. De esta manera, las personas con deudas con préstamos, tarjetas de crédito, hipotecas, microcréditos, facturas e impagos con proveedores pueden recibir información inmediata y certera a través de su portal web. Como explica Pablo Díaz, CEO de Cerciora: «Desde que comiences a trabajar con Cerciora, dejarás de pagar todas tus cuotas mensuales y bloquearemos cualquier tipo de reclamación íntegra de cantidad o embargo sobre tu persona. De este modo, desde la firma del contrato, volverás a estar tranquilo, sin agobios, y tu vida volverá a la normalidad. Cerciora se encarga de todo».

El aumento de personas que se acogen a la Ley de Segunda Oportunidad en España refleja una respuesta positiva y creciente a esta herramienta legal como solución a las dificultades financieras. Este fenómeno no solo representa un cambio en la percepción de la bancarrota, sino también un paso hacia la recuperación económica y la reducción del estrés financiero a nivel individual y societal. La continuación de este fenómeno sugiere la importancia de mantener y mejorar los mecanismos legales que permiten a las personas buscar una segunda oportunidad financiera.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.