5 ventajas que ofrecen los centros de negocios

Disponer de un espacio cómodo para trabajar no siempre es sinónimo de necesitar oficina propia. Hay alternativas muy interesantes, como los centros de negocios.

Hace tiempo que la idea de trabajar en una oficina, donde solo hay empleados de una misma empresa, dejó de ser el único concepto de negocio. Los emprendedores son cada vez más, y trabajar desde casa o en un espacio compartido se ha convertido en una opción más que válida. Aunque hay ocasiones en las que se necesita un despacho o una sala de reuniones, bien de forma permanente o para determinados asuntos. Ahí es donde entran en juego los centros de negocios. Si eres autónomo o acabas de montar tu empresa, estas son 5 ventajas significativas por las que es mejor que una oficina.

Son más económicos

Cuando alquilas una oficina, necesitas invertir dinero en equipamiento y servicios, además de pagar por todo el espacio físico que tiene. Esto supone un gasto que no siempre puedes rentabilizar.

Un centro de negocios cuenta con todo lo que necesites para desarrollar tu trabajo. Electricidad, conexiones de Internet y telefónicas, cuartos de baño y mucho más, como salas de reuniones. Lo bueno es que solo pagas por lo que necesitas. Si es suficiente con una mesa y una silla, ¿por que pagar por tener una sala de reuniones o espacio para 5 puestos? Todo el dinero que te ahorras son beneficios para ti. Además, lo habitual es que en el precio que pagas estén incluidos todos los servicios básicos, como la luz el agua o la fibra óptica.

Una situación privilegiada

Los centros de negocios se ubican en zonas estratégicas de la ciudad, donde se puede acceder fácilmente en transporte público o cualquiera puede acercarse. Si tienes que reunirte con alguien, es mucho más fácil decirle cuál es la estación de metro que le deja en la puerta que tener que estar dando vueltas hasta encontrar el sitio.

Por ejemplo, el centro que tiene RBT Business en Madrid se encuentra en le Paseo de la Castellana, en pleno centro financiero de la capital. Un sitio que todo el mundo conoce y que además ofrece prestigio, ya que las mejores empresas están ubicadas por esta zona. ¿Te imaginas lo que tendrías que pagar por tener tu propia oficina allí?

Favorece las relaciones

Aunque trabajar desde casa puede resultar muy interesante, si quieres ampliar tus posibilidades necesitas interactuar con otros. En los centros de negocios encontrarás emprendedores y empresas con las que puedes forjar alianzas que llevarán tu proyecto a un nuevo nivel. En casa se está muy a gusto trabajando en pijama, pero no podrás cerrar acuerdos con nadie de esta manera.

Ofrece una mejor imagen

Tener un servicio de recepción para que un cliente venga a verte, pasar a un despacho o celebrar una reunión corporativa en la que le presentes tu idea en una sala cerrada generará en él una sensación de empresa seria. Una imagen de marca que todo buen cliente o socio potencial sabrá apreciar, y que un centro de negocios en Madrid ofrece para cuando lo necesites. Podrás reservar la sala solo para el tiempo que te haga falta.

Potencia el rendimiento

Trabajar al lado de personas que también tienen unos objetivos es muy motivador, aunque os dediquéis a cosas muy distintas. Es mucho más motivador ver cómo hay más personas trabajando que estar encerrado en un cubículo o no ver a nadie en todo el día. Tu rendimiento se verá impulsado de forma importante.

¿Verdad que apetece empezar a trabajar de esta manera? Como ves, no necesitas invertir en una oficina para conseguir resultados positivos.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.