El presidente del Gobierno de La Rioja y presidente de la Comisión de política social, educación, empleo, investigación y cultura (SEDEC) del Comité de las Regiones, José Ignacio Ceniceros, ha reivindicado hoy que las políticas de cohesión europea “sean más contundentes contra el reto demográfico”.

“Nuestra petición como SEDEC y como representantes de las regiones de Europa es que se modifique el Marco Financiero Plurianual presentado por la Comisión Europea para contemplar expresamente la variable demográfica”, ha manifestado José Ignacio Ceniceros durante la conferencia Europa y el cambio demográfico: un enfoque integrador, sostenible y colectivo, en la que ha participado junto a los presidentes de la Xunta de Galicia y del Gobierno de Aragón, entre otras autoridades locales y regionales.

El presidente del Gobierno de La Rioja ha considerado imprescindible insistir en esta reivindicación porque “el reto demográfico es uno de los mayores desafíos a los que se enfrenta Europa” y afrontarlo “requiere un compromiso y una respuesta política clara de las instituciones europeas, con iniciativas y financiación concebidas de manera global, sistemática y sostenible en el tiempo”.

En su intervención se ha referido también a los desequilibrios que están generando el envejecimiento de la población, la tardía emancipación juvenil o las bajas tasas de natalidad “tanto en las zonas que pierden población como en las grandes áreas urbanas receptoras”. Desequilibrios que, según ha argumentado, afectan a las áreas económica, social, presupuestaria e incluso ambiental y “se dejan notar en la sostenibilidad de las pensiones, la salud, la movilidad de los ciudadanos y el Estado del Bienestar”:

Además, ha resaltado que “la situación se presenta particularmente difícil” en las áreas rurales y periféricas, dónde las bajas tasas de natalidad se combinan con el éxodo de los jóvenes hacia las ciudades y otros países europeos. Por ello, según ha explicado, la modernización sostenible de estas zonas desfavorecidas implica “contrarrestar la ‘fuga de cerebros’ y mantener y construir la infraestructura física necesaria para promover una mayor cohesión territorial”.